¿Qué tipo de negocio digital podemos emprender?

modelo negocio digital

Emprender desde casa y generar ingresos recurrentes con un negocio digital. Es una opción de presente y futuro y que presenta grandes ventajas. Quien escribe esto puede presumir de haber conseguido generar ingresos a través de diferentes proyectos digitales. Y si tú estás leyendo esto, lo más seguro es que quieras emprender un proyecto digital, un negocio online que te permita conseguir ingresos. En este post empezaremos por el principio: ¿qué tipo de negocio digital se puede crear?

En este artículo te voy a dar las diferentes opciones -de manera general-, múltiples opciones de tipos de proyectos nativos digitales para que escojas aquel que más se ajuste a tus conocimientos, tu experiencia o aquello que quieres emprender en este momento. Y recuerda que si, al acabar de leer el post, tienes dudas y quieres información más concreta, puedes escribir un comentario.

Estas son las diferentes opciones de negocio digital con las que cuentas:

Creación de contenido

La idea es sencilla: generar ingresos a partir de crear contenido de manera regular. Puede que te plantees crear un blog, o quizás crear un podcast o te animes delante de la cámara y decidas crear un canal de Youtube. O simplemente crear contenido en redes sociales. O todo a la vez. La lógica de este modelo de negocio es que consigas monetizar ese contenido. ¿Cómo monetizar el contenido? Pues existen diversas maneras que explicamos en otros posts de este blog, así como en el curso de creación y monetización de contenido.

Uno de los métodos que muchos creadores tratan de conseguir es el de monetizar las visitas a través de la publicidad o las promociones: si generas suficientes visitas, puedes generar ingresos a través de anuncios (como los que ves en este post) e incluso llamar la atención de marcas que querrán patrocinar tu canal o pedir que crees un contenido patrocinado.

Opuesto a esta primera vía de ingresos encontramos la suscripción. Si tu contenido es lo suficientemente bueno y original, puedes animar a tu comunidad a que se suscriba, esto es, a que haga una contribución mensual a cambio de las ventajas que tu elijas: contenido en exclusiva, adelanto de contenidos, directos, encuentros privados, regalos… La ventaja de este segundo método es que no necesitas miles de suscriptores para generar ingresos con el contenido.

Existen más vías de ingresos a partir del contenido, como la creación de infoproductos (que puedes promocionar en tus contenidos como yo he hecho hace dos párrafos con mi curso), el mentoring, la colaboración con canales más potentes y medios de comunicación como expert@ en una temática, etc.

e-Commerce

Quizás estamos ante uno de los negocios digitales más clásicos pero tan o más efectivo que el resto: la tienda online o e-commerce. Si no puedes permitirte la apertura de una tienda física, pero tienes conocimientos sobre un tipo de producto o sector y te gustaría vender, puedes crear una tienda online donde ofrecer los productos que consideres. A través de dichos productos y la creación de contenido puedes generar un posicionamiento que atraiga compradores y, así, generar ingresos.

La principal vía de ingresos de este modelo de negocio es la venta de los productos, aunque no descartes otras vías como una suscripción (a cambio de descuentos exclusivos y envío gratuito) o los infoproductos (imagina atraer la atención como para publicar un ebook o un curso de asesoramiento sobre dicho sector).

Infoproductos

A medio camino entre las dos opciones anteriores, en este caso nos centramos en la propia creación de los infoproductos. La definición de infoproducto  es la de un producto formativo que se distribuye a través de internet. Normalmente esta es una buena opción para alguien que domina un sector o una temática y quiere sacar rendimiento económico ‘vendiendo’ sus conocimientos. Desde un curso online de guitarra a un programa de clases y acompañamiento para aprender a invertir en mercados financieros.

Tú eliges cuál es tu especialidad, qué quieres contar al mundo y cómo quieres hacerlo. Curso en vídeos grabados, programas en los que realizas también tutorías, un ebook, una serie de podcast de pago… las ventajas del infoproducto es que distribuirlo tiene un bajo coste, que es fácil de crear y que, salvo las tutorías en directo que puedas añadirle, en la mayoría de casos se trata de ingresos pasivos sobre los que no debes hacer nada por muchas ventas que tengas.

Servicios

En este caso se trata de emprender un modelo de negocio digital basado en prestar servicios a otras personas o empresas. Es el ejemplo de mentorías online o coaching online. Pero también tiene en cuenta cualquier tipo de trabajo que puedas realizar en la distancia y que te puedan encargar: servicios de traducción, de marketing y SEO, redacción y hasta contabilidad. Si tienes un portfolio de servicios que ofrecer, hazlo desde tu propia página web para posicionarte como experto en la materia y conseguir nuevos clientes.

La principal fuente de ingresos en este caso serán los clientes que demanden dichos servicios, pero, por supuesto, no cierres puertas: si le añades creación de contenidos, tu blog puede generarte ingresos por publicidad. Además, puedes crear un infoproducto en base a tu experiencia profesional o con ‘tips’ a modo de resumen de tus servicios.

SAAS

Las siglas SAAS se corresponden con software as a service, es decir, un software como servicio. Dicho de otro modo: creas un programa o aplicación y la gente te paga una cuota mensual o anual por poder usarlo. Como lo que hace Microsoft o Adobe con sus licencias de uso. ¿Y cómo podríamos conseguir monetizar un SAAS? Debes encontrar una necesidad que se pueda resolver con un programa, un algoritmo o una aplicación. Si consigues desarrollarla y que tu público objetivo la acoja como algo que le resuelve un problema, no tendrán problema en pagarte una cuota al mes o al año -asegúrate, eso sí, de que lo que haces es exclusivo o resuelve el problema mucho mejor que alternativas gratuitas-.

Afiliados

Llegamos a lo que normalmente se conoce como marketing de afiliados y que, en el fondo, no deja de ser creación de contenidos pero enfocada a la monetización a través de programas de afiliados, entre los cuales el más conocido es el de Amazon.

¿Qué es un programa de afiliados? Es un espacio donde webs de venta de productos, servicios y/o infoproductos ponen a tu disposición todo su catálogo para que tu lo difundas. Por cada elemento puedes generar un enlace. Si la gente acaba comprando ese producto a través de tu enlace, te llevas una comisión.

Por ejemplo: imagina crear un blog, canal de Youtube o Instagram especializado en libros. Cada día recomiendas un libro diferente. En el blog o en la descripción de Youtube o Instagram dejas un enlace que lleva a comprar el libro en Amazon. Cada venta del libro que ocurra mediante ese enlace, te llevas un porcentaje del valor del libro. Así de sencillo.

 

Ahora que ya has leído una descripción de los diferentes modelos de negocio digital, ¿sobre cuál quieres que siga escribiendo? Deja tu comentario para preparar futuros contenidos del blog.

Cómo monetizar un podcast en Patreon

Monetizar un podcast es complicado. En Estados Unidos, Anchor y otras plataformas ya ofrecen la inserción automática de publicidad y eso permite ganar dinero con un podcast sin hacer más que crear contenido. Pero hasta que esto llegue a España y otros países, hay que plantearse cómo ganar dinero con un podcast. En mi caso, con el podcast diario Simple Política, me planteé diferentes vías de ingresos y todas ellas relacionadas con la comunidad de seguidores. Hoy quiero hablarte sobre mi experiencia monetizando el podcast en Patreon.

Patreon es una plataforma de micromecenazgo continuo. Esto nos va perfecto para el podcast porque no se trata de un crowdfunding puntual donde la gente poner dinero para iniciar o ampliar un proyecto, sino que son seguidores fieles de tu contenido que pagan a cambio de una recompensa también continua en el tiempo. Como hablamos de monetizar un podcast, esto es lo que buscamos. Sean muchos o pocos, tenemos unos ‘oyentes fieles’ que escuchan con regularidad el podcast. Patreon nos permite cobrar X cada mes a estos oyentes.

Abrir una cuenta en Patreon

El primer paso es obvio: debemos crear cuenta en Patreon. Es muy sencillo (solo necesitas un correo electrónico). Además, la misma cuenta te sirve como usuario así como creador. Rellenas los datos personales y ya puedes darte de alta como creador.

Verás que te pedirá toda la información sobre tu creación. Quizás el único dilema es si quieres abrir un Patreon con tu nombre y apellidos (ya que eres el creador del podcast) o con el nombre del podcast (porque quieres que sea el podcast el ‘producto’ reconocido por el que la gente pague). Eso depende de ti. En el caso de Simple Política decidí apostar por el nombre del podcast, ya que a medio plazo el plan es que el proyecto sea ambicioso y grande.

monetizar podcast patreon simple politica
La página de edición de la información de mi podcast, Simple Política

Una vez terminada esta parte, nos pedirán detalles de nuestra creación, como un logo, colores, enlaces, vinculación con redes sociales, etc. Si tu podcast recién empieza, no hay problema. Todo esto se puede rellenar y editar en el futuro.

Rellenar los ‘tiers’ o niveles de Patreon

Cuando ofreces la posibilidad de que los oyentes del podcast se hagan mecenas en Patreon, puedes darles a elegir entre diferentes opciones: contribuir con más o menos dinero cada mes a cambio de más o menos beneficios. Cada una de esas opciones es lo que Patreon denomina ‘tier’ o ‘nivel’.

Antes incluso de hacer pública tu página de creador, Patreon te pide que edites tus niveles. Puede ser solo uno (todos los mecenas te pagarán lo mismo al mes) o varios. Te explico un poco cómo lo he gestionado yo:

  • No te pases con los niveles. O tus mecenas caerán en la ‘parálisis por análisis’, es decir, tener tantas opciones que no se deciden. En mi caso puse tres niveles porque la mayoría de los podcasts que observé ofrecían entre dos y tres
  • Deja claro los beneficios de cada nivel. El precio se verá en grande, tranquilo. Lo que debe ser también fácil e intuitivo es entender qué gano si te pago X al mes. No te enrolles y ve directo al grano
  • Ponle un nombre a cada nivel. No es obligatorio, pero le da un ‘toque’ personal y ayuda a identificarlos. En mi caso, al ser un podcast de política, Simple Política tiene tres niveles en Patreon: Alcalde, Ministro y Presidente. Es fácil intuir que un ‘Alcalde’ paga menos que un ‘Ministro’ (pero también recibe menos cosas).

¿Qué ofrecer a cambio a un mecenas en Patreon?

Te hablo de lo que yo ofrezco a cambio, pero en realidad es lo que la mayoría de los creadores ofrecen a cambio. Son ideas generales que tú puedes llevarte a tu podcast. En Patreon puedes subir de todo: desde el audio de tus episodios, posts de texto, vídeos, enlaces… lo que quieras. Así que imaginación al poder.

En mi caso, en Simple Política, ofrezco desde contenido exclusivo (tengo un episodio semanal que solo escuchan los mecenas) a adelantos de todos los contenidos. A partir de ahí, también tengo otras opciones como sorteos mensuales y encuentros en directo (solo para los ‘Presidente’), que sean los mecenas los que propongan los próximos temas del contenido e incluso un saludo personalizado para los nuevos en mis contenidos. Por ayudarte haciéndolo esquemático, te diré que puedes ofrecer:

  • Contenido exclusivo. Esto convierte su contribución en un pago a cambio de algo tangible que “el resto no tiene”
  • Adelanto de contenido. De lo que sí puede consumir cualquiera, tus mecenas lo harán unas horas o días antes. E incluso puedes interactuar en comentarios para saber su impresión antes de lanzarlo en público
  • Intervención en el contenido. Que puedan decidir sobre lo qué vas a hablar o hacer
  • Descuentos o sorteos. Si tienes infoproductos o un e-commerce, puedes ofrecer descuentos a tus seguidores. Si no, siempre puedes sortear algo regularmente
  • Encuentros en directo. A tus mecenas les encantará poder hablar contigo en directo, ni que sea vía Zoom. Si te lo puedes permitir, organiza mensual o trimestralmente un encuentro con mecenas

Como he dicho antes, imaginación al poder. Seguro que se te ocurren muchas ideas. Lo que es importante es que, al ser un proyecto pequeño o mediano, no dejes de enviar el mensaje de que, por encima de todo, los mecenas pagan para que eso que haces y que les gusta tanto se pueda seguir haciendo. Es lógico que reciban algo a cambio de su contribución, pero es importante siempre mantener que un beneficio intangible es que puedas seguir haciendo el podcast.

Gestionar ingresos y comunidad con Patreon

Mi experiencia ha sido bastante buena con Patreon a la hora de gestionar mi comunidad y los ingresos que voy obteniendo. Si has tenido problemas, no dudes en dejar tu comentario. Empiezo por gestionar la comunidad de mecenas en Patreon.

Si te lo configuras, puedes recibir una alerta cada vez que alguien se hace mecenas. De esa manera, puedes enviarle un mensaje de bienvenida. Una vez se ha dado de alta como tu mecenas, tu verás toda su información y podrás chatear con él/ella. Por su parte, el/la mecenas ya podrá consumir todo el contenido (que le permita su nivel de mecenas). Por otro lado, cada contenido que subes crea automáticamente la zona de comentarios y en tu panel de control podrás leerlos y dar respuesta.

La otra cuestión, la de gestionar los ingresos. Muy sencillo. Cada vez que entras a tu panel de control, tienes un espacio visible donde te dice cuántos euros al mes estás generando en ese momento. Se refiere a la suma de dinero que ingresas con tus mecenas activos (y ya restando impuestos y la comisión). A partir de ahí, cobrarlo es igual de sencillo.

monetizar podcast patreon españa
Para monetizar el podcast en Patreon, debes introducir un método de pago

Primero deberás registrar un método de cobro. Depende del país tendrás opciones. En España yo escogí PayPal. A partir de ahí te harán rellenar algún formulario extra y esperar unos pocos días. Pero ya está, ya podrás cobrar. Eso sí, vigila porque por cada cobro pagarás una comisión, así que mejor esperar a tener una buena cantidad para retirarla.

Patreon una buena opción para podcast

Todo lo que te he contado está basado en mi experiencia. Como contaba al inicio, monetizar un podcast es complicado hasta que surjan fuera de Estados Unidos las posibilidades de Anchor y otras plataformas de insertar publicidad de manera automática en los episodios. Si te consigues generar una comunidad de seguidores fieles que consumen tus episodios, Patreon es una opción para que sea esa comunidad la que te permita monetizar el podcast.

Si quieres saber más sobre cómo crear buen contenido y generar ingresos con él, apúntate a mi curso online a través de este enlace.

Tres ideas para monetizar un blog

monetizar blog ganar dinero blog

Si dejas de crear contenido, cierras tu blog o tu canal, suele ser porque te frustra no tener suficientes visitas, no encontrar réditos, tener pocos comentarios, etc. Decenas de blogs y canales quedan abandonados por esos motivos. Los empiezas con ilusión, pero sin rumbo. Lo que a ti te gustaría es poder ganar dinero con tu blog o con cualquier contenido. Si quieres saber como monetizar un blog, en este post te voy a dar tres alternativas.

Primero quiero que sepas que mi experiencia analizando medios, entrevistando periodistas y testeando por mi cuenta me dicen que estas tres opciones de ganar dinero con el contenido funcionan. Eso sí, lo segundo que debo decirte es que los resultados (económicos) no llegan de hoy a mañana. Cualquiera de las opciones es viable, tan solo debes elegir la que mejor se adapte a tu proyecto. Y recuerda: esto es solo un post para darte ideas, abrirte la mente y aportar inspiración. Está claro que en pocos párrafos no te puedo enseñar cómo ganar dinero con tu contenido. Por algo creé un curso.

Cómo ganar dinero con un blog

Basado en mi experiencia, comentaré tres vías interesantes por las cuales se puede generar dinero a través de tu contenido.

  • Publicidad

La más simple y directa de las vías. La que, seguro, más conoces. Es posible que hasta hayas introducido anuncios con Google Ads en tu blog… pero con resultado decepcionante. Si antes te pedí paciencia para generar ingresos con tu blog, en el caso de la publicidad, te pido el doble de paciencia. El modelo de negocio es sencillo: generas muchas visitas y eso te lleva a cobrar más por la publicidad. La forma más sencilla de insertar publicidad en el blog es a través de Google Ads, que incluso puedes integrar en WordPress a través de un plugin.

Ventaja de la publicidad: No te complicas la vida. Tu sigues haciendo contenido y atrayendo visitas y el dinero te viene ‘solo’

Inconveniente de la publicidad: El trabajo está en captar a tu público (contenido exclusivo, temática long tail, posicionamiento SEO…) y es un trabajo con resultados en el medio y largo plazo

 

  • Suscripción al contenido

Quizás creas que es imposible que alguien pague por leer lo que tu escribes. Eso no es del todo así. Verás: la experiencia me dice que si te enfocas en tu tema muy (MUY) concreto, tu blog puede acabar convirtiéndose en una referencia para unos pocos que están realmente interesados en ese tema. Sí, son unos pocos. Pero tan interesados que podrían llegar a pagar por no perderse tus contenidos. Hablamos desde algo relacionado con tu sector profesional a un entretenimiento (como un blog sobre un videojuego concreto que encima no es ni de los más conocidos).

Si usas un CMS (como WordPress o Drupal), tener un sistema de suscripción cada vez es más sencillo porque ya no requiere ni de conocimientos técnicos (hay algún que otro plugin), aunque si te ayuda un profesional, mejor. La idea es que puedas cerrar toda tu web o una parte para los ‘usuarios registrados’ (que pagan un dinero al mes).

Ventaja de la suscripción: Los suscriptores son más fieles y puedes contar con su dinero a final de mes. En la publicidad, en cambio, todo es más volátil y depende de las visitas recibidas.

Inconveniente de la suscripción: Cultivar una comunidad y hacerla pagar no es sencillo. Debes encontrar ese tema long tail y no soltarlo. Convertirte en la referencia de ese tema. Eso lleva tiempo y debes meterle horas y pasión.

 

  • Generar leads y afiliados

Podría hablarte de Patreon, crowdfunding y otras técnicas para monetizar contenido pero prefiero hablarte de lo que para mi es un término medio entre el volumen de visitas que necesita la publicidad y la fidelización de la suscripción. Sin necesidad de tantas visitas, y más enfocado en un tema, tu blog puede contener artículos específicos que den respuesta a problemas específicos de la gente. Cuando acuden a ti, estos usuarios buscan respuestas concretas. En tu blog, puedes aprovechar para obtener leads, esto es: conseguir que el usuario realice una acción, como comprarte un producto, un curso o visitar tal o cual página.

Ligado con esto tenemos el tema de los afiliados. Hablemos, por ejemplo, de Amazon Afiliados. Imagina que tu blog va de yoga y recomiendas libros sobre yoga o esterillas para practicar yoga. Podrías recomendar tres o cuatro y enlazar a Amazon. Si la gente compra viviendo de tu web, te llevas un porcentaje de la venta. Así de sencillo.

Ventajas de los leads y afiliados: No te preocupas tanto de las visitas sino de crear contenido específico para invitar al usuario a realizar tal o cual acción. Además, un post de afiliados puede ser compatible con un anuncio.

Inconvenientes de los leads y afiliados: Por un lado, un lead no es una venta (por lo que no estamos ganando dinero) y los afiliados siempre dependen de terceros: ellos deciden qué porcentaje de venta nos dan, ellos deben acabar convenciendo al usuario de que compre, etc.

 

¿Quieres que haga otro post con más modelos de monetizar contenido digital? Déjame un comentario y explícame qué te gustaría saber sobre ganar dinero con tu blog.

¿Dónde encontrar datos para un artículo de blog?

encontrar datos para articulo blog

Cuando publicas un artículo quieres visitas. Pero también quieres repercusión, que el artículo sea compartido y que retenga la atención del usuario. Para ello, como he explicado en algún otro artículo del blog, un arma indispensable es ganar credibilidad. Por resumir: la credibilidad la puedes ganar con enlaces, citando fuentes y… aportando datos. En este artículo te voy a enseñar dónde encontrar datos para un artículo de blog.

Para empezar, debes tener muy claro el tema. Porque este post no te sirve si no sabes sobre qué quieres encontrar datos en Internet. Cuando tengas claro el tema del post y sobre lo que hablarás en el artículo, trata de encontrar datos que puedan acompañar lo que dices y que te hagan ganar credibilidad

Encontrar datos en Internet

Si estás escribiendo un post para tu blog, el recurso fácil para encontrar estadísticas y datos sobre tu tema está en Internet. Hay mucha información publicada sobre cualquier tema, incluso de lo más específico que tengas en mente. Aquí algunos lugares donde encontrar información y números.

Google. ¿Por qué no empezar recomendando la herramienta más simple para encontrar datos para un artículo de blog? Google es el primer paso. Quizás es el más peligroso porque encontraremos también datos, estudios y gráficos poco fiables pero, con un poco de nuestro sentido común, encontraremos resultados que nos vayan muy bien. Recuerda que lo que buscas son o bien páginas que enlazar o bien datos concretos que comentar en tu post. Te recomiendo que navegues hasta la tercera o cuarta página de resultados porque hasta allí llegan los resultados interesantes.

Statista. Una herramienta que siempre consulto cuando tengo que buscar datos para argumentar algo. Vas a la web de Statista, pones en su buscador las palabras clave de tu artículo y te devuelve datos, gráficos, infografías… todo relacionado con tu tema. Es cierto que hay una versión de pago pero para consultas puntuales es un must.

Wikidata. Forma parte del proyecto Wikipedia pero solo nos ofrece datos. Como puedes imaginar, todo tipo de datos. Recoge los datos presentes en los artículos de Wikipedia, además de otras secciones y páginas propias. En este caso no tendrás ningún problema para usar esos datos y estadísticas porque es totalmente gratuita.

INE y otras agencias de estadística oficiales. Si eres de España como yo, seguro que conoces el Instituto Nacional de Estadística, un organismo oficial con las estadísticas más simples pero también más relevantes a nivel español: desde el índice de natalidad del país a los datos de comercio exterior en el sector de la fruta. Lo que sea que estés buscando.

¿No eres de España? Ningún problema. Seguro que en tu país hay una agencia similar. En este portal puedes filtrar por país y encontrar fuentes donde encontrar datos. Además, en España (y seguro que en tu país también) tenemos muchas: existe también el CIS (Centro de Estudios Sociológicos) y hasta agencias oficiales a nivel regional y local. Por ejemplo, si eres de Barcelona tienes la agencia de la ciudad y el CEO (Centre d’Estudis d’Opinió) catalán.

Google Scholar. Si vas en serio a la hora de ganarte la credibilidad de tus usuarios, nada mejor que Google Scholar, el portal de Google con publicaciones científicas. En este buscador solo encontrarás publicaciones del ámbito académico y científico. Yo al principio solo lo usaba para preparar mi doctorado, pero poco a poco lo fui incorporando a mis artículos (y como recurso para mis cursos). En este buscador no solo encontrarás datos 100% fiables, sino también PDFs y otros documentos a los que referenciar, enlacar, etc.

Consultorías. Si creas contenido sobre un sector concreto, identificas algunas consultorías que se enfocan a ese sector. Pues bien: más allá de su trabajo diario, estas consultorías dedican una parte de sus recursos a crear informes periódicos que van llenos de datos que te pueden servir. ¿Nunca has leído un post que diga algo como “según el informe de XXXX 2020, un 54% de los usuarios…”? Te encajará si buscas datos para un artículo de blog.

Si no sabes cómo encontrar a las consultorías que te pueden ayudar o no sabes cómo estar atento a lo que publican, existen varias soluciones:

      • En Google puedes poner tus palabras claves y “consultoría” y quizás hasta llegas directo a los informes que te interesan o a artículos que citan a tal o cual consultoría
      • Si identificas consultorías o empresas que realizan informes que te pueden interesar puedes suscribirte a su newsletter o alertas
      • Busca conferencias sobre cuestiones relacionadas con tu sector o el tema a comentar. Normalmente los speakers proceden de consultorías y compañías de este tipo

¿Conoces más fuentes de datos para tus artículos de blog? ¿Quieres hacerme una petición para futuros temas? No dudes en dejar un comentario.

Cómo insertar cita en formato APA o Harvard en Word

como insertar cita en word

Escribir un texto académico tiene muchas complejidades. Se puede hacer perfectamente en un procesador de texto como Microsoft Word pero se deben guardar mucho las formalidades. Lo descubrí cuando escribí mi tesis doctoral. Una de las tareas que más se repiten y que aprendí a hacer de manera más sencilla era citar. En un texto académico citamos decenas de veces, creamos una extensa bibliografía y todo ello debe estar en un formato concreto. En este artículo te resuelvo la duda de cómo insertar cita en Word y crear bibliografía en el formato APA o cualquier otro en Microsoft Word.

Hay que reconocer que la gente de Microsoft, desde versiones antiguas de Word, pone las cosas fáciles a los que escribimos textos académicos. Se podría decir que toda la sección de Referencias del menú superior de Microsoft Word está pensada para académicos o estudiantes.

Lo mejor de insertar cita en Word y referenciar textos académicos en Word es que el programa va almacenando todas las citas que creas, lo que tiene dos ventajas: 1- Cuando tengamos que volver a citar el mismo texto, no hace falta crear una cita sino seleccionarla (como te enseñaré a hacer); 2- Al final de nuestro trabajo podremos crear una bibliografía casi sin esfuerzo. Te enseño cómo.

Crear una cita académica en Microsoft Word

Primero, debes hacer clic en el punto del texto donde quieras insertar cita en Word. Ya sabes que, aunque depende del formato, lo que se verá cuando acabes de crear la cita es algo como (Caballero 2020, pág. 31).

Como he dicho antes, debes ir a la sección Referencias del menú superior de Microsoft Word (deberías encontrarla entre las secciones de Disposición y Correspondencia).

Cuando estés en la sección, haz clic en la opción Insertar cita. Se desplegará una ventana con diferentes campos a rellenar. Lo más importante es que te fijes en la primera opción, Tipo de origen bibliográfico. Deberás indicar a Word si estás citando un libro, un capítulo, un artículo científico, etc. Dependiendo de qué quieras citar, Word te ayudará introduciendo o eliminando campos en blanco que deberás rellenar. Una vez acabes, dale a aceptar.

En este momento ya podrás ver tu cita en el punto que le marcaste. Lo que no ves es que Word almacena toda la información que le has aportado (para luego crearte, si lo deseas, una bibliografía).

Cómo elegir formato de cita en Microsoft Word (APA, Harvard, Chicago…)

Dependiendo del destino de tu texto académico o de las preferencias de tu profesor, es posible que tengas que citar “usando el formato APA” o cualquiera de los otros formatos académicos más aceptados.

No te preocupes, Word lo tiene previsto. En esa misma sección de Referencias, cerca de la opción Insertar cita que hemos usado antes, encontrarás un menú desplegable donde elegir el formato de cita.

Elige el formato que necesites y, a partir de ahora, todas las citas que insertes, se crearán en este formato. ¡Importante! Si decides crear una bibliografía, ésta se creará con el formato que tengas elegido en ese momento.

Cómo crear una bibliografía automática en Microsoft Word

Otro aspecto interesante de Microsoft Word para los que tenemos que escribir textos científicos es que nos facilita mucho la tarea de insertar bibliografía. No se tú, pero hasta no hace mucho, cada vez que tenía que poner bibliografía en un trabajo, creaba a mano la sección de bibliografía y ponía, uno a uno, todos los libros, webs y textos que había escrito. Pero ya no.

Si has seguido los pasos anteriores y has introducido las citas con la opción Insertar citas de la sección Referencias, puedes pedir una bibliografía, que se colocará allí donde tu le digas a Word.

En la misma sección Referencias, cerca de la opción Insertar citas, encontrarás la opción Bibliografía. Una vez hagas clic, se te abrirá un cuadro con sugerencias sobre cómo quieres que se vea tu bibliografía. Es una cuestión estética porque recuerda: el estilo académico de tu bibliografía será aquel que tengas seleccionado en ese momento.

¿La bibliografía es automática? Sí y no. Cada vez que insertes una cita, ésta no se colocará directamente en la bibliografía, pero sí que podrás actualizar la bibliografía con nuevas citas sin necesidad de hacer ese trabajo manual.

Deberás ir a tu bibliografía (dentro de tu texto), pasar el ratón por encima del título (la palabra bibliografía, para entendernos) y verás cómo se activa una pestaña azul. En dicha pestaña encontrarás una opción:actualizar citas y bibliografía. Haces clic y ¡tachán! Tus nuevas citas están en la bibliografía, en orden alfabético y citadas con formato APA, Harvard o el que hayas escogido.

 

¿Qué truco sobre Microsoft Word te gustaría conocer? ¿Quieres saber si hay algo que se puede hacer en Microsoft Word pero que no conoces? Deja tu comentario y trataré de ayudarte con mi respuesta o creando un artículo sobre tu duda.

¿Cómo insertar un vídeo de Youtube o Vimeo en un blog WordPress?

insertar video youtube

Es cada vez más necesario. Si creas un post que no tenga un vídeo insertado se vuelve poco atractivo y pierdes tiempo de atención. Ese “tiempo de estancia” del usuario es vital para conseguir mejor posicionamiento SEO y más ingresos por publicidad. Así que en este artículo te voy a ayudar a insertar un vídeo en un blog WordPress.

Antes de nada, debes saber que existen varias formas de hacerlo. Algunas son más simples pero dependen de la versión de WordPress que tengas, del ‘template’, etc. Sea cómo sea, en este artículo empezaré por la forma fácil de poner un vídeo en tu blog y te mostraré también el resto de vías. Eso sí: hay vídeos en los que está activada la opción “no inserción”, con lo que será imposible insertarlos.

Insertar video en blog con el enlace

Aquí viene la manera sencilla y que debería funcionarte. Si quieres embedar un vídeo de Youtube o Vimeo en un artículo de blog, solo tienes que ir a Youtube, pinchar sobre el vídeo y copiar el enlace. Podrías copiar el enlace de la URL pero te recomiendo que copies el enlace que te da el botón de ‘Compartir’ que verás justo debajo del vídeo, a la derecha.

Copias ese enlace y vas a tu artículo de blog. Eliges donde quieres que vaya tu vídeo y pegas el enlace. Tan sencillo como eso. Si esperas un par de segundos, verás como el enlace desaparece y se convierte en el vídeo de Youtube (o Vimeo). Y ya está, tienes el vídeo insertado. Como puedes ver a continuación, he insertado el vídeo de la captura anterior

Si quieres que el vídeo empiece a reproducirse desde un minuto concreto y no desde el principio, al darle al botón ‘Compartir’ del primer paso, verás que te ofrece la opción de elegir el momento a partir del cual empezar la reproducción.

Insertar video en blog con el HTML

Si la opción anterior no te ha funcionado, te presento una que parece un poco más compleja, pero no. Esta es la opción que se usaba hasta no hace mucho porque WordPress no permitía ese copiar/pegar del enlace tan sencillo.

En este caso el primer paso es muy parecido: vas al vídeo de Youtube o Vimeo que quieres insertar en tu blog y le das al botón de compartir que verás en la parte inferior derecha del vídeo. Tienes la opción del enlace, de compartir en redes sociales… y de “INSERTAR”. Dale a insertar y copia el código HTML que te da Youtube o Vimeo.

El segundo paso, de nuevo, es muy parecido a lo que te he explicado antes. Te vas al sitio de tu artículo donde quieres que vaya el vídeo. Ahora, en vez de pegar nada, lo que haces es escribir en mayúscula VIDEO o cualquier palabra que te haga recordar que ahí es donde irá tu vídeo.

Ahora activa la “edición HTML” de WordPress. Si tienes el editor clásico, tendrás esa opción en la esquina superior derecha de tu caja de edición (donde escribes el texto). Si estás con el nuevo editor, en la barra de herramientas superior, a la derecha, tendrás un icono con tres puntos. Una de las opción es la de activar la edición HTML.

Una vez estás en la edición HTML, coge la palabra VIDEO o la que hayas usado y lo campias por el código que te ha dado Youtube o Vimeo. Al volver a la edición normal o al previsualizar el post, verás, como en el primer caso, que el vídeo está insertado.

Insertar vídeos con un plugin

Si ninguna de las opciones te funciona, puedes probar descargando un plugin de WordPress. Hay varias, pero ‘Embed Plus for Youtube’ es bastante útil. Será tan sencillo como usar el botón especial que tendrás en el editor cada vez que quieras insertar un vídeo de Youtube.

¿Qué te funciona mejor para insertar vídeos en blog? Cuéntanoslo en los comentarios. Si quieres, pídeme un tema que te gustaría que tocase en el blog.

¿Cómo conseguir más comentarios en tu contenido?

conseguir mas comentarios blog youtube redes sociales

Recibas los que recibas, siempre quieres más comentarios en tus publicaciones. Es normal, a todos nos pasa. Pero, ¿cómo recibir más comentarios?. No hace muchos años, los comentarios en un post o en un vídeo en Youtube eran símbolo de calidad. Ahora, que preocupa aún más ‘conectar’ con el usuario, los comentarios refuerzan el vínculo con nuestros seguidores.

Un día me cansé de estar frustrado por no recibir comentarios ni en el blog ni en redes sociales, así que empecé a investigar y experimentar. Con el tiempo he comprobado que hay cinco técnicas para conseguir más comentarios tanto para tus contenidos como en redes sociales. Aquí te las presento y espero tus comentarios sobre tu experiencia.

Guía para conseguir más comentarios

Te voy a presentar cuatro técnicas que me funcionan habitualmente para incentivar la participación de los seguidores y hacer crecer el engagement. No todas te van a encajar en todo lo que hagas. Pero siempre hay espacio para probar una o dos y ver los resultados.

Usa temas de actualidad

Si el tema general de tu blog, canal de Youtube o perfil de la red social te lo permite, usa temas de actualidad. Llévatelos a tu terreno, claro está, pero intenta, como mínimo, usar un detalle de actualidad (algo que sale en las noticias, que es trending topic o muy comentado en tu país).

De la misma forma que la gente quiere decir la suya sobre los temas más ‘candentes’, querrán hacer lo mismo con tu contenido. Cuando creo algún contenido relacionado con una noticia reciente o algo que ha sucedido hace poco, suelo recibir más interacciones (desde likes a comentarios). Eso sí: la actualidad caduca, así que es una estrategia a corto plazo.

Identifica una preocupación o problema concreto

La idea es conseguir una conexión con tu audiencia. Se supone que conoces bien a tu público objetivo. Así que sabes por qué acuden a tu contenido: qué problemas tienen en su día a día, qué consecuencias sufren por ello, etc. Pues en cada uno de tus artículos dedica las primeras líneas a señalar con detalle tanto el problema que vas a resolver como las consecuencias que tiene.

Sí, es algo que tus seguidores ya conocen. Pero necesitas señalarlo porque lo que aún no saben esos seguidores es lo bien que conoces ese problema. Cuando consigues demostrar que has “estado ahí” (donde ellos están ahora) se genera una conexión que, por un lado, te hace ganar credibilidad y, por otro, les incentiva a comentar: sea para felicitarte por el artículo, pedirte más consejos o explicarte más sobre su caso.

Deja con ganas de más

No me refiero a dejar tu contenido a medias. Algo que funciona bastante para conseguir más comentarios es, en determinados momentos de tu contenido, no querer entrar en demasiados detalles de lo que sea que estés explicando “por no alargarme innecesariamente” y, en ese momento, invitar a tus seguidores a que, si quieren saber más sobre ello, te lo pidan en comentarios.

Yo esto lo uso en varios tipos de contenido. Puedo estar hablando de aplicaciones para transcribir audios y, llegado el momento, para de dar ejemplos e invito a que, si alguien quiere más apps, me lo pida. O puedo, simplemente, invitarte a ti a que si quieres más ejemplos sobre esta técnica, me lo hagas saber en comentarios 😉

Pedir ideas para próximos contenidos

Esto lo hago sí o sí en mis canales de Youtube y en mi podcast Simple Política. No hay episodio que no acabe con una referencia a los comentarios o a mi formulario de contacto para que cualquiera me diga de qué le gustaría que hablase en próximos vídeos o podcast.

Funciona porque le das la oportunidad a tus seguidores de que elijan los temas que querrían que tocases (siempre con tu filtro para no desviarte de tu objetivo). Cuando hagas un tema propuesto por un seguidor, señálalo para que, cuando vuelvas a pedir ideas, los usuarios sepan que les haces caso.

Pide su participación

Así de simple. Al final de tu post o vídeo, pide a los usuarios que participen en comentarios. Suele funcionar mucho mejor si usas cualquiera de las estrategias anteriores. Pero si no sabes cómo, existe también una forma eficaz de conseguir sus comentarios: una pregunta. Algo sencillo, relacionado con tu contenido.

En el caso de este post, podría acabar preguntando “Y tu, ¿qué diferencia crees que hay entre ese contenido que te generó varios comentarios y los que no suelen darte resultado?”. Lo que intento con la pregunta es que reflexiones y que compares los consejos que te he dado con lo que haces habitualmente.

Estos son los cinco trucos que uso en mi día a día para generar más comentarios en mi contenido. Por favor, déjame en comentarios cualquier otra técnica o ‘truco’ que a ti te funcione. Si algo he aprendido es que no hace falta ser experto de nada. Solo ir probando y compartiendo lo que le funciona a cada uno.

Qué es storytelling y cómo aplicarlo a tus contenidos

que es storytelling crear contenido

En este artículo te voy a hablar sobre qué es el storytelling y cómo sacar provecho en tus contenidos. Pero antes, deja que te cuente una historia. Tranquilo, es una historia que te inspirará a la hora de crear contenido. Quiero contarte cómo son mis clases de Relaciones Internacionales en la universidad. Sí, además de temas de redacción y periodismo doy clases de Relaciones Internacionales.

Cuando enseñas Relaciones Internacionales, te puedes pasar un buen rato hablando de historia a chicos y chicas de 20 o 21 años. Vamos, tan difícil captar su atención como para ti captar un lector en tu blog. Pero, cuando acaba el curso (y durante, también), todo son buenas palabras, excelentes opiniones de los alumnos y con el tiempo algunos hasta me encuentran en redes sociales y me dicen que les apasionó la historia internacional y la política por como daba las clases. Por eso quiero explicarte cómo son mis clases.

Toque la lección que toque, la clase siempre empieza situando a los alumnos en el momento. “Imaginaos que dirigís un país que…” o “Estamos en 1945 y la Guerra aún no ha finalizado”. Rápido, les meto en problemas: “en vuestro país quieren que la guerra termine ya pero el ejército os dice que una solución rápida sería una ruina”.

Ya tienes la atención captada, porque son protagonistas de una situación en la que hay un problema a resolver. Siguiente parada: la toma de decisiones. “En esa situación, vuestro país solo tiene dos alternativas…”. Surge el debate entre los alumnos sobre cuál de las cuestiones sería la acertada.

A estas alturas ya puedes imaginar lo implicados que están esos chicos y chicas de 20 años en la historia de Hiroshima o la crisis de los misiles cubanos, por mencionar solo dos. Al final del debate, les acabo de contar qué sucedió en realidad y les recomiendo fuentes de información donde pueden ampliar. Así, al acabar la clase he explicado un tema complejo a personas cuya atención era difícil de captar. Los he involucrado y ‘fidelizado’ a volver a mis clases y, además, al final, les he hecho un ‘call to action’ con ese contenido extra.

Storytelling para captar la atención

Lo que hecho en este artículo es usar el storytelling para explicarte de la manera más visual posibles qué es el storytelling. En la creación de contenido y el marketing, el story telling se usa para conectar con tu pública, hacerles llegar tu mensaje a través de una historia. No es la única forma de creación de contenidos efectiva para captar y fidelizar, pero es un arma que debes poseer.

Como dijo hace años la escritora y activista Maya Angelou, “la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir”. El éxito de mis clases no radica en lo que cuento (seguro que hay profesores que saben más que yo). El éxito está en hacer sentir algo que les hará recordarme y, con un poco de suerte, interiorizar parte de aquello que traté de explicarles.

Lo importante del storytelling es que el público recuerde tu marca, te recuerde a ti. Corrigiendo un poco a Angelou, creo que mi forma de plantear cada lección hace que esos alumnos, que solo quieren aprobar para obtener el título, finalmente recordarán parte de lo explicado y que años más tarde, cuando ven en las noticias a un dirigente o el nombre de un país, recuerdan aquel debate que tuvieron en la clase del profesor Adrián Caballero.

¿Cómo aplicar storytelling en tu contenido?

Plantea el contenido que vas a publicar como una historia. Si quieres explicar una idea, hazlo con una historia (“imagina que…”). Cuando trates de mostrar cómo aplicar una técnica para algo, háblales de cuando tú lo hiciste y te funcionó. Y no dudes: si no sabes cómo crear un post storytelling (o un podcast o un vídeo), dímelo en comentarios o contacta conmigo.

Piensa que existen muchas formas de ‘contar una historia’. Puede ser, como lo de mi clase, una historia real. Pero puede ser también un caso hipotético (pero que hace que el lector piense “ese podría ser yo”). Te dejo un ejemplo en vídeo: hace años que el lema de la Lotería de Navidad en España es que “el mejor premio es compartirlo”, por lo de repartir la alegría de ganar dinero. Pues mirad cómo, a través de una historia, hacen que ese mensaje te llegue al alma (o a la mente, da igual).

Y tu, ¿tienes alguna experiencia con esto del storytelling como la de mi clase? Sea lo que sea, comenta este artículo y comparte tus experiencias. Seguro que servirán de inspiración para muchos (yo incluído).

Ladillo en el blog: para qué sirve y cómo usarlo

ladillo en el blog para que sirve

Cuando lees un artículo de un periódico, a mitad del texto, siempre encuentras un título, una palabra o frase en negrita que rompe la lectura. En los últimos años, los principales blogs y textos digitales están incorporando esa idea del periodismo. Te hablo del ladillo (conocido en periodismo como titulillo). En este post te explico para qué sirve el ladillo en el blog y cómo usarlo.

Porque aunque parezca un recurso estilístico que no aporta demasiado, hazme caso si te digo que está comprobada la eficacia del ladillo en el posicionamiento SEO y en retener la visita. Vamos a definir el ladillo y te cuento más.

¿Qué es un ladillo o titulillo?

El ladillo es un recurso de redacción periodística que se aplica también a la redacción digital. El ladillo es un título secundario, que se introduce a mitad de un artículo para marcar una separación, un cambio de tema. Normalmente el ladillo en el blog se identifica porque se compone de dos o tres palabras en negrita o directamente en H2 (Título 2 en tu CMS).

En un principio se llamaron titulillos porque son títulos de segundo rango, de menor importancia. Pero que necesitas cuando estás escribiendo un artículo de más de 600 o 700 palabras y decides cambiar el tema. Por ejemplo: ese “¿qué es un ladillo o titulillo?” que introduce esta sección es un titulillo.

Voy a contarte una obviedad: desde hace unos años al titulillo se le llama ‘ladillo’ porque se sitúa siempre al lado del texto, entre párrafos. En inglés la cuestión es más sencilla porque ladillo en inglés es subtitle o subhead. Yo te recomiendo que lo traduzcas como subhead porque, si no, podrías confundiré con el subtítulo (ya sabes, el ‘extracto’ o descripción que sigue al título).

¿Para qué sirve el ladillo?

Un ladillo en un texto digital tiene cuatro funciones que te explico a continuación. Fíjate que tres de las cuatro tienen como principal objetivo hacer la lectura más cómoda, para conseguir retener la visita del lector e incrementar su satisfacción con nuestro blog. Eso, como sabrás, se traduce en más tiempo en nuestra web (mejora posicionamiento) y que visite otros artículos (más visitas que te llevan a mejor posicionamiento, también).

División del texto. Un titulillo sirve para cambiar de tema. Para dividir un texto allí donde nuestra intención es introducir un nuevo tema (pero relacionado con lo que estábamos comentando). Un ejemplo es el segundo ladillo de este post: “¿Para qué sirve un ladillo?” cambia de tema porque he dejado de definir ladillo para explicarte su utilidad. ¿He cambiado radicalmente de tema? No, porque sigo hablándote de titulillos, pero sí necesito que sepas que ahora veremos otro aspecto.

Descanso para el usuario. Cuando, estando en el colegio, escribías un texto, seguro que te recomendaban usar signos de puntuación como el punto para dar descanso a la hora de leer el texto. Si no usas puntos ni comas, quien lo lee, se ahoga. Pues el siguiente paso es el uso de ladillos. Son un descanso visual para el lector. Puede parar la lectura continua del texto y saber que ahora empieza otra ‘parte’ del artículo.

Hackea el ‘patrón en F’. En este artículo te hablé del patrón en F, un concepto que explica cómo la gente en pantalla lee dando saltos con la vista hasta que encuentra un punto que llama su atención. Pues el titulillo es perfecto para llamar la atención del usuario. El lector cogerá tu post, leerá el título, quizás la primera línea y luego escaneará el texto hasta llegar, por ejemplo, a un ladillo. Si el tema que le presentas le interesa, empezará a leer (cosa que sin ladillo quizás no haría). ¿Qué ganamos? Tiempo de ese usuario en nuestra web.

Posicionamiento SEO. Lo que buscas desde un principio. Facilitarle la lectura al usuario es genial pero… ¿tú qué sacas a cambio? Mejor posicionamiento. Por varias razones. Las palabras del ladillo posicionan mejor que las que salen en el resto del texto. Además, al conseguir que el usuario pase más tiempo en la web, ayudas a ese post a subir posiciones en Google. Por último, aunque esto es más indirecto, una mejor lectura fideliza usuarios en tu blog, lo que repercute en más visitas (que te lleva a posicionar mejor).

¿Cómo usar un ladillo en el blog?

Poner ladillos en un blog no es complicado, pero hay dos consejos que sí debo darte: no abuses de ellos y tampoco fuerces la situación. Es decir, que no te pases usando los ladillos por el simple hecho de que vas a retener la visita y dar descanso a su vista ni metas ladillos con calzador por el hecho de que va a posicionar mejor.

Si escribes un post tutorial como este, tres o cuatro ladillos, uno por cada ‘sección’ del tutorial, es aceptable. Si escribes un post de blog ‘normal’, tipo artículo, te recomiendo un ladillo. Máximo dos. Si decimos que un ladillo sirve para cambiar de tema, vas a dejar a tus usuarios como locos si “cambias de tema” cada dos párrafos.

Precisamente si hablamos de cambiar de tema, sabrás cuándo poner un ladillo. No fuerces la situación si el texto no cambia de tema, porque lo que haces es cortar la lectura al usuario y hacerlo todo más abrupto e incómodo.

Espero que estos consejos te hayan ayudado. Si quieres aprender más sobre redacción digital y creación de contenidos, suscríbete a mi newsletter en este enlace y empieza a recibir consejos, trucos y tutoriales para incrementar visitas y fidelizar a tu comunidad.

¿Qué estructura debe seguir un ‘copy’ para redes sociales?

copy redes sociales

¿Cuántos tipos de publicaciones en redes sociales has probado? Con poco texto, con y sin ‘call to action’, con una fotografía, con un montaje prediseñado en Canva, con una o varias imágenes… basta. En la mayoría de ocasiones, pruebes lo que pruebes no funciona. Te has pasado horas dándole vueltas y creando las imágenes y el texto para conseguir los likes y comentarios de siempre. Entonces… ¿cómo debe ser crear un post en redes sociales que consigue engagement?

Es hora de dejar de crear contenido en redes sociales sin tener claro qué funciona y qué no. Lo que voy a hacer en este artículo es mostrarte lo que a mi y a mis alumnos nos funciona. A partir de aquí, ponlo a prueba y puedes contarme. Pero te aseguro que estos cinco pasos para crear un post en redes sociales y conseguir likes y comentarios funciona.

Los 5 pasos para crear un copy efectivo en redes sociales

En este artículo te voy a hablar de la parte del texto. No vamos a entrar en las fotografías o montajes que puedan acompañar al ‘copy’. Nos vamos a concentrar en crear el mejor texto posible para que, de por sí, ya te incrementen los likes y el engagement con tus seguidores.

  1. Identifica un problema concreto. Volvemos a unos de los básicos de este blog. ¿Tienes claro quién es tu público objetivo? Por lo tanto… ¿conoces bien sus problemas y las consecuencias que tienen? Como he comentado más de una vez, si enumeras los problemas a los que se enfrenta tu cliente y que tu puedes ayudarle a solucionar… tendrás una lista de temas. Para un post en redes sociales quiero que escojas un problema muy específico, muy concreto.
  2. Tienes un problema. El copy que yo te propongo, sea para Facebook, Instagram o LinkedIn, es un texto que pensarás que es ‘largo’ pero yo te digo que es efectivo. Y el texto empieza con un problema. Con el problema concreto que tiene tu usuario. El objetivo en este primer párrafo es conseguir que tus seguidores se identifiquen, que vean que entiendes bien lo que les ocurre.
  3. La consecuencia. El problema de tu seguidor conlleva consecuencias: facturar menos, perder seguidores, etc. Si consigues que quien te lee se identifique ganarás su atención. La clave llegados a este punto es que los seguidores piensen “esta cuenta me conoce bien: sabe por lo que estoy pasando y las consecuencias que tiene para mi”. De esta manera, los tendrás predispuestos a seguir leyendo
  4. Tengo la solución. En este momento tienes a tus seguidores convencidos de que has pasado por donde ellos y que has salido victorioso. Así que es el momento de decirles cómo lo hiciste. Pero no les cuentes toda tu historia: solo dales una pista, una solución muy concreta a ese problema concreto que has presentado. Es decir: la clave del copy de redes sociales es “problema concreto -> solución concreta”
  5. ‘Call to action’. Aunque tienes otros artículos donde hablo en profundidad del ‘call to action’, es importante que sepas que el copy perfecto de redes sociales se cierra con una llamada a la acción. ¿Por qué? Porque si los seguidores llegan hasta aquí es porque has conseguido conectar con ellos. Así que es momento de pedirles algo: que comenten, que visiten un enlace o que te envíen un mensaje privado. Lo que tu quieras

Si quieres recibir en tu correo más consejos sobre redacción digital y creación de contenido, suscríbete gratis a mi newsletter y cada 15 días recibirás contenido exclusivo con consejos, trucos y plantillas para mejorar la creación de contenido y llegar a generar ingresos con él.