10 consejos sobre dónde colocar la palabra clave en tu blog

palabra clave blog

En más de una ocasión en este blog, así como en mis formaciones, he subrayado la importancia del posicionamiento en tu proyecto de contenido, especialmente en un blog, aunque también para un canal de Youtube, un podcast, etc. Hablamos de SEO y, más concretamente, de la palabra clave, tanto de la página web o el canal como de cada contenido en particular. En este post te quiero dar 10 consejos sobre dónde deberían estar esas palabras clave para mejorar el posicionamiento SEO  de tu blog.

Qué es una palabra clave

Una palabra clave no es solo una palabra. Es un concepto. Puede ser incluso una frase. Nos referimos a aquel concepto o frase por el cual la gente identificará nuestro contenido. Dicho de otra manera: la palabra clave es aquello que escribiría nuestro público objetivo en Google o el buscador de Youtube para llegar hasta nuestro contenido.

Está claro que cada persona es diferente, pero si establecemos un público objetivo concreto para nuestro contenido, el ejercicio de prever qué palabra clave usará en los buscadores se vuelve más sencilla. Por un lado, se trata de dar en el clavo con ese tipo de palabras clave. Por el otro, debemos ser eficaces a la hora de situar la palabra clave en sitios estratégicos de nuestra web y de cada contenido para conseguir maximizar nuestro posicionamiento. Así, cuando, efectivamente, el usuario introduzca esa palabra clave en el buscador, aparezcamos nosotros entre los primeros resultados.

10 sitios de la web donde debe aparecer la palabra clave

Aquí te dejo mis 10 consejos sobre dónde deberías asegurarte que esté la palabra clave para que tanto tu web en general como cada contenido en particular posicione mejor y consigas, por lo tanto, más visitas.

  1. En el título de la página. Es decir, en lo que llamamos ‘meta title’ y que puedes editar, sin ser gran experto, con WordPress (o cualquier otro CMS si los usas)
  2. En el titular (o H1). Por defecto, es el título que le has dado a la página o al contenido
  3. En alguno de los subtítulos (H2). Cuando pongas subtítulos o ladillos en tu texto, asegúrate, por un lado, que contienen la palabra clave y, por el otro, que esos subtítulos están en H2 o Título 2.
  4. En el primer párrafo. No olvides que el primer párrafo, más allá de para captar la atención del usuario, servirá también en el posicionamiento del contenido.
  5. A lo largo del texto. No hay que abusar, pero tu palabra clave debería aparecer un par o tres de veces más en el resto de los párrafos
  6. En negrita. En alguna de las ocasiones en las que introduzcas la palabra clave en tu texto, hazlo en negrita para reforzar la importancia
  7. En las etiquetas de las imágenes. Si usas un CMS como WordPress, podrás editar las ‘meta’ de cada imagen, pudiendo añadir información que será invisible para el usuario. En esa información no olvides poner la palabra clave
  8. En la URL. Edita la URL del post para que aparezca la palabra clave. Fíjate que la URL de este post está editada para que sea consejos-donde-colocar-palabra-clave-blog
  9. En el extracto. El subtítulo o extracto también se usa en los buscadores. Es la ‘descripción’ en el caso de Youtube o Twitch y también ayuda a posicionar
  10. En las etiquetas. Los famosos ‘tags’, que te ayudarán a posicionar también tu contenido al tiempo que ayudas a clasificarlo y a que sea más fácil de encontrar para los usuarios

 

Para ayudarte con el posicionamiento de tu web, te recomiendo, si usas WordPress, que descargues el plugin Yoast SEO. Es uno de los 8 plugins imprescindibles para un creador de contenido que ya comentamos en este otro post. Te invito a que lo visites y a que nos dejes un comentario con tu experiencia.

Cinco CMS alternativos a WordPress

cms tipo wordpress

Si tú, como yo, has confiado siempre tus webs y la gestión de tus blogs en WordPress, es normal que asuste un poco cambiar. WordPress es el sistema de gestión de contenidos (más conocido por CMS) más famoso y usado del mundo. Pero, ¿sirve para cualquier tipo de proyecto? ¿Podemos buscar algo mejor? En este artículo te presento cinco CMS tipo WordPress por si te planteas cambiar.

¿Qué es un CMS?

Empecemos por el principio. WordPress es el CMS más usado. Pero, ¿qué es exactamente un CMS? Es un gestor de contenidos, es decir, un sistema que instalas en tu página web y que te permite gestionarla por completo, aunque, por encima de todo, el CMS a lo que te ayuda es a gestionar el contenido que crees para la web.

Es un excelente sistema para los que no tenemos mucha idea de programación o gestión web, ya que un CMS es una herramienta bastante intuitiva y ‘para todos los públicos’. Quizás WordPress es el CMS más usado porque, a través de sus plantillas, te permite crear una web de aspecto profesional en cuestión de minutos y editar hasta el mínimo detalle es sencillo.

Dicho esto, es momento de presentar otros gestores de contenido, del estilo de WordPress, pero que ofrecen otras características que, según el proyecto que gestiones, quizás te puedan resultar más interesantes

CMS tipo WordPress

Aquí te he listado cinco alternativas a WordPress que considero que pueden funcionar igual o mejor, según el proyecto que tengas entre manos. Te soy sincero: soy un amante de WordPress y es el que más uso, pero en un momento u otro he experimentado con las cinco alternativas que te presento.

Drupal

Curiosamente comencé profesionalmente con este CMS. Tiene un aspecto algo menos intuitivo que WordPress pero sus funcionalidades son incluso mayores. Es un CMS de código abierto, así que cualquier persona puede contribuir a su mejora y actualización, así como para crear todo tipo de widgets y aplicaciones. Te permite controlar y personalizar todo tipo de publicaciones, controlar al detalle los usuarios de la web y sus permisos, crear webs multilingües de manera sencilla y te aporta seguridad de primer nivel. Está considerado uno de los ‘tres grandes’ de los CMS existentes

Joomla

Junto con WordPress y el ya comentado Drupal, es el otro de los ‘tres grandes’. Como Drupal, se queda corto en cuanto a ‘amistosidad’ y no es tan intuitivo como WordPress. Pero es más flexible si eres creador de contenido, porque tiene muchas más opciones para gestionar publicaciones de texto, pero también imágenes, o vídeos, podcast, etc. Por otro lado, Joomla supera al resto de CMS en la gestión de usuarios, lo cual es muy útil si tu página web se basa en miembros de pago y debes gestionar los permisos de cada uno.

Typo3

No es el más recomendable si no tienes ni idea de programación o desarrollo, porque necesitarás algo de conocimientos en diferentes lenguajes. De todas maneras, te recomiendo Typo3 si tienes un sitio web empresarial, para el cual necesitas una intranet donde varios trabajadores van a tener su espacio, así como si necesitas la opción de crear y ampliar nuevos servicios y espacios. Además, a diferencia de WordPress, con una sola instalación puedes controlar varios sitios web, así que también es buena idea si tienes varios proyectos entre manos.

Serendipity

Ahora una recomendación para blogs pequeños. Sencillo, sin opciones complejas y fácil de usar para cualquier tipo de usuario. Además, es ligero, con lo que tu blog se cargará rápido. Tiene la posibilidad de instalar temas y plugins, como cualquier web en WordPress, con lo que sería algo así como el Worpdress para los pequeños proyectos o blogueros independientes.

Shopify

Más conocido que otras opciones de la lista, lo dejo para el final porque este CMS es muy bueno pero para un tipo de proyecto concreto: los e-commerce. Seguro que alguna vez habrás escuchado o leído que Shopify es el WordPress de los que quieren una tienda online. La plataforma te crea la web y te instala todas las opciones que necesites: todas las páginas de la tienda, la pasarela de pago, la gestión de la información del comprador, etc. Eso sí, para conseguir sacar provecho de Shopify, tendrás que pagar, ya que solo tienes 14 días de prueba gratuitos

Y tú, ¿qué CMS usas? Deja tu comentario para que todos los que lleguen a este artículo conozcan tu experiencia con los CMS y descubran quizás alguno otro tipo WordPress.

Seis técnicas de persuasión para tu contenido

tecnicas persuasion robert cialdini

Cuando creamos contenido, tenemos un objetivo detrás. Conseguir más tiempo de estancia del usuario en nuestra web, que el contenido derive en una venta o el simple posicionamiento SEO son algunos de los objetivos más perseguidos. Para conseguir nuestros objetivos, desde el marketing nos dan algunas técnicas que nos permiten precisamente conseguir estos objetivos. Si no conoces la persuasión y las principales técnicas de persuasión, te enseñamos en este artículo cómo usarlos para tus contenidos.

¿Qué es la persuasión?

La persuasión es la capacidad o la habilidad para convencer a alguien de que haga algo que no tenía pensado hacer o que lo haga de una determinada manera que esa persona no había contemplado. La persuasión es el método para conseguirlo: a través del diálogo, dándole razones y argumentos. Es decir: la persuasión es convencer. Podría ser persuasión, por ejemplo, crear un contenido y convencer a alguien para que compre un producto o, sencillamente, se suscriba a ese contenido.

Para conseguir persuadir a un usuario, el experto Robert Cialdini, en su libro ‘Influencia: la psicología de la persuasión’, estableció seis claves para la persuasión que se han mantenido como un referente hasta nuestros días y que te detallamos.

  1. Compromiso

Defiende Cialdini que si alguien se compromete en público a hacer algo, se ve obligado a cumplir con ese compromiso. Ni que sea de manera inconsciente, los humanos tratamos de ser coherentes con nuestros actos y, por encima de todo, que se nos perciba como tales. Dicho de otro modo: si nos hemos comprometido con algo, lo haremos.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión en el contenido? Un ejemplo sería crear un contenido muy elaborado (un texto o vídeo largo, un podcast de análisis profundo, etc.) y, hacia el final del mismo, hacerle ver al usuario que está claro que tu contenido le gusta -porque se ha quedado hasta el final-, así que ¿por qué no suscribirse? ¿por qué no comprarte el libro que has escrito?

  1. Reciprocidad

De igual manera que los humanos tratamos de ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, también buscamos una especie de equilibrio: si alguien hace algo por nosotros, le debemos una y, de manera consciente o inconsciente, buscaremos la manera de devolvérselo. Por lo tanto, deberíamos encontrar la manera de darle al usuario ‘algo’. Porque el querrá devolvérnoslo. Eso sí, es importante que tú no se lo pidas a cambio. Porque entonces ya no sería reciprocidad.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Tu contenido puede ‘dar’ dos tipos de cosas al usuario: por un lado, le podemos dar consejos que le lleven, de manera directa, a algún tipo de recompensa (solucionar un problema, aprender algo concreto, etc.); por otro lado, podríamos incluso darles algo gratis, como descargar un eBook, una plantilla, etc. En cualquier caso, en ese mismo contenido tienes un call to action, como que se suscriban, que te compren algo, etc.

  1. Aprobación social

Esta es muy sencilla: si todo el mundo hace algo o a todo el mundo le gusta mucho algo, este usuario estará predispuesto a probarlo. Porque, si ese restaurante tiene cinco estrellas en las críticas de internet o ese canal de Youtube tiene dos millones de suscriptores, es muy difícil que falle si como allí o consumo su contenido.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? No olvides que uno de tus call to action sea conseguir que aquellos que son más fieles a tus contenidos te valoren con cinco estrellas, le den ‘me gusta’ o ‘like’ a tus contenidos, etc. Porque esta cuestión se vuelve capital tanto para conseguir esa ‘aprobación social’ que buscan los que no te conocen como también por un tema de posicionamiento SEO.

  1. Autoridad

Es obvio que si miles de personas te valoran con cinco estrellas, tu canal o blog gana autoridad entre los usuarios que buscan información de la temática que tú hablas. Pero autoridad también la tienen aquellos influencers y entidades más respetadas en el ámbito de tu temática. Así, el objetivo es ganarte la máxima autoridad para conseguir ser ‘respetado’ y, por lo tanto, atraer nuevas audiencias.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Sacando a relucir aquello que te pueda dar más autoridad: puede ser tu nivel de estudios en la materia de la que hablas, puede ser la colaboración con influencers, pueden ser premios ganados por tu canal o por ti mismo, etc.

  1. Simpatía

Los humanos nos sentimos más predispuestos a imitar a aquellas personas que nos gustan o con las que nos sentimos a gusto. Es decir, que si hacemos que la gente se sienta a gusto cuando consume nuestro contenido, tendremos un mayor poder de persuasión sobre esta gente.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Muéstrate cercano y sé empático. Responde todos los comentarios y trata de mostrarte transparente. Involucra a tu comunidad al máximo en el contenido y conseguirás una implicación mayor, lo que te llevará también a más éxito en las llamadas a la acción

  1. Escasez

Otro de los principios de persuasión básicos para Robert Cialdini. Si creemos que algo se va a agotar pronto, tenemos un incentivo mayor a comprarlo. Si ponemos la etiqueta de escaso o advertimos que quedan pocas unidades de algo (o que quedan pocos días para apuntarse a lo que sea), se consigue un efecto llamada a comprar, registrarse, etc.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? A la hora de hacer un sorteo o vender alguna cosa, juega con este principio de escasez para conseguir una mayor movilización.

 

Como conclusión, podemos afirmar que los principios de persuasión de Cialdini, si bien son más propios del marketing que de la creación de contenido, tienen una derivada que nos podrá ayudar, especialmente en nuestras llamadas a la acción y siempre que tengamos objetivos concretos, como conseguir más suscriptores, vender unos productos concretos, etc.

¿Has probado, consciente o inconscientemente, alguno de estos principios? Cuéntanos tu experiencia en comentarios.

10 tipos de artículos para conseguir visitas a tu blog

conseguir visitas blog

Imagina tener un blog, con una temática definida y unos contenido enfocados y concretos. Pero no consigues atraer todas las visitas que te gustarían. Es posible que necesites una ayuda. Hay tipos de contenido que, sin ser más complicados de crear, son más atractivos para los usuarios y te pueden generar no solo más visitas, sino más tiempo de permanencia y, a la postre, mejor posicionamiento SEO. En este post quiero introducirte 10 tipos de contenidos para conseguir visitas en tu web

Aunque este artículo está pensado para ayudarte con tu blog, al leer algunas de las recomendaciones puedes pensar que te sirven si tienes otros tipos de contenido. Siéntete libre de adaptar estos consejos al contenido que tú estas creando. Y si tienes dudas sobre cómo hacerlo, deja un comentario para entre todos ayudarnos a mejorar. Vamos, en definitiva, con los tipos de artículos para atraer visitas.

 

1 Lista

Según el experto Jakob Nielsen, los usuarios leen en pantalla dibujando un patrón en F. Traducido: nuestros ojos aprecian que los contenidos digitales sean esquemáticos y estén bien organizados.

Y un listado de algo relacionado con tu temática puede ser una buena forma de presentar una información de manera esquemática, ordenada y atractiva.

¿Ser esquemático significa escribir poco y que la gente pase solo unos segundos en mi web? No, todo lo contrario. Solo es cuestión de ordenar la información y, así, conseguir que el usuario se interese y aguante hasta el final del artículo.

 

2 Tutoriales, guías y how to

Seguro que dentro de la temática de tu contenido, hay cosas que dominas. De eso podrías hacer tutoriales o guías que centenares de personas, sino miles, están buscando en Internet. De nuevo, se trata de hacerlo en un formato esquemático, ordenado y agradable a la vista.

Otro truco es pensar en los problemas que se pueden encontrar aquellos que empiezan en donde tu eres ya un referente (¿qué problemas tenías tú al principio?). Con cada problema podrías hacer un artículo sobre cómo solucionarlo. Es lo que se llama un how to. La de veces que habré buscado en Google cuántos minutos cocer un huevo o una patata o cómo limpiar unos filtros.

 

3 Comparativas

Dependiendo del tipo de contenido en el que te enfoques, es posible que te resulte muy interesante crear artículos donde compares productos, servicios o cualquier cosa que se te ocurra. Incluso puedes dejar volar la imaginación y hacer comparativas de lo más originales. Cuanto más originales, más destinadas a tu comunidad. Cuanto más objetivas y actualizadas, más capacidad para atraer gente que no te conoce.

 

4 Entrevistas

Si tienes acceso a personas que pueden ser interesantes por la temática de tu blog, está bien intentar entrevistas con ellos. Eso te aportará visitas por dos motivos: el primero, porque tendrás un contenido 100% original (porque “esa” entrevista nadie la tiene); el segundo, porque esa persona a la que entrevistas moverá el artículo por sus redes sociales, con lo que todos sus seguidores, si no te conocían, ahora sabrán quién eres.

 

5 Vídeos

Sí, se trata de un blog, pero puedes subir vídeos. Incluso aquellos que ya has publicado antes en tu canal de Youtube o Twitch. Creas un post con algo de texto para dar contexto al vídeo pero donde el centro de atención es precisamente el vídeo. ¿Sabes qué ganas con todo esto? Tiempo de estancia en tu web, porque la gente se pasa los minutos que dura el vídeo en tu web. Esto te ayudará al posicionamiento SEO de la web.

 

6 Infografías interactivas

Puedes explicar prácticamente cualquier cosa gracias a infografías. No te preocupes si no tienes experiencia. Existen herramientas como Infogram o Flourish que te permiten hacer virguerías con 0 experiencia. Crea toda una historia de manera muy visual y dando la oportunidad a los usuarios que te visiten de ‘tocar’ y personalizar la información. Esto implica contenido original y, de nuevo, tiempo de estancia en la web.

 

7 Podcast

Sigue una lógica parecida a la del vídeo. Esta estrategia la uso de manera continua con mi podcast, Simple Política. Si visitas mi web podrás ver que todos los episodios que tiene el podcast están subidos también a la web. Se pone el reproductor junto a un poco de texto que describe el tema (yo me ayudo del guion que me preparo previamente) y ya tienes un contenido atractivo que la gente podrá consumir o bien en audio o bien leyendo el texto.

 

8 Infoproducto

De los infoproductos te he hablado en otros posts y, por resumirlo, se trata de productos digitales que creamos una vez pero que podemos vender o regalar a nuestros usuarios. Me refiero a ebooks, presentaciones, plantillas… lo que se te ocurra y creas que puede interesar a quienes llegan a tu web.

Pues bien: para presentar y animar a la gente a comprar/descargar el infoproducto que decidas crear, necesitas un artículo con cara y ojos, donde un buen texto sea la presentación necesaria para atraer usuarios.

 

9 Últimas noticias

Aunque puede que no tengas tiempo para dedicarte a seguir las últimas tendencias y las noticias al minuto, si te lo puedes permitir, puedes atraer muchas visitas siendo de los primeros en publicar y comentar la actualidad del sector o el tema en el cual esté enfocado tu blog. Está claro que nunca serás el primero en dar una noticia política, pero quizás sí de los primeros en darla si tu temática va de juegos de mesa, un deporte minoritario o moda deportiva.

 

10 Recursos y otras webs

Suena contraintuitivo pero no lo es. De la misma manera que atraerás muchos usuarios con un artículo donde les solucionas un problema, también conseguirás fidelidad, muchas visitas y hasta un buen posicionamiento si creas artículos donde la solución pasa por una lista con las “mejores webs para XXX”.

 

¿Has probado alguno de estos contenidos? ¿Cuál es tu experiencia? Cuéntamelo en comentarios.

8 plugins de WordPress ideales para creación de contenido

plugins wordpress creacion contenido

Si usas WordPress como tu CMS para crear contenido en tu web, sabrás que, sin aprender a programar ni entender al 100% el funcionamiento de todas las herramientas de las que dispone WordPress, existe el maravilloso mundo de los plugins, pequeñas aplicaciones que podemos instalar en nuestra web y que nos facilitan muchas acciones: desde tener un formulario de contacto a controlar el spam en los comentarios. En este artículo quiero listarte ocho plugins de WordPress que siempre instalo en webs donde haya que crear contenido.

De la mayoría de los plugins hay varias versiones, creeadas por diferentes desarrolladores y empresas. La idea no es tanto que te bajes e instales la que yo digo sino que sepas que existe un plugin que puede hacer tal cosa por ti. A partir de ahí, instala el plugin que creas mejor se adapta a ti. Eso sí, mucho cuidado con instalar demasiados plugins. Harán más lenta la carga de tu web y, en un caso extremo, podrían incluso provocar un fallo que no permita ni conectarse a ella.

Pero estos ocho plugins los tengo instalados en mi web y, si estás leyendo esto, es porque los tengo actualizados y no son incompatibles. Así que toma nota de los mejores plugins de WordPress para crear contenido.

1 Editor clásico

Desde hace años, WordPress actualizado la interfaz de creación de contenido, lo que WordPress llama ‘Entradas’. A mucha gente le gusta la nueva interfaz y dicen que es más sencilla e intuitiva. Pero yo no soy de esos. Y me consta que somos muchos millones de nostálgicos. Por ello existe un plugin llamado Editor clásico que lo que hace es convertir tu editor de entradas en el ‘de toda la vida’. No afecta en absoluto a nada que tengas ya creado y no afecta a tu web.

Se actualiza con relativa frecuencia y tiene más de cinco millones de instalaciones activas así que ya puedes imaginar la de gente que prefiere el editor anterior. Si algún día te cansas y prefieres volver al editor Gutenberg -nombre que le dieron al ‘nuevo’-, solo tienes que desactivar el plugin.

2 Akismet Spam

El nombre ya lo dice. Va de spam. Si estás cansad@ de recibir un montón de notificaciones sobre comentarios en tus contenidos que al final resultan ser spam, instálate Akismet Spam. Lo uso desde hace años y, aunque la versión gratuita es algo más reducida, sirve para lo más importante: detectar automáticamente todo lo que es spam, llevarlo a la carpeta de spam y que ni salga publicado ni a ti te lleguen notificaciones como si recibieses más comentarios que el diario más leído del país.

Solo necesitarás un correo electrónico y, a la hora de ‘pagar’, seleccionar la opción de 0€/año. Es importante tener en cuenta que si eliges la opción gratuita, Akismet te pide que te comprometas a ‘no ganar dinero’ con tu web, ni siquiera poniendo publicidad. Pero, si no tienes un bloqueador de anuncios, es posible que leyendo esto te hayas encontrado algún anuncio.

3 Contact Form 7

Si te soy sincero, no tengo ni idea de porque lleva un 7 al final, pero este plugin es el plugin más sencillo -y uno de los más usados- para la creación de formularios de contacto. Como seguramente tendrás una sección de contacto en tu web, una manera de vehicularlo todo sin publicar tu correo electrónico (que sabemos se llenará de spam), puedes crear un formulario de contacto con este plugin, configurarlo todo casi de manera automática y conseguir así que cuando alguien contacte contigo te llegue un correo automático donde tendrás el nombre de la persona, el correo, el mensaje… y cualquier otro ‘campo’ que le digas a Contact Form que cree.

4 Yoast SEO

Si creas contenido, el SEO es súper importante. Se trata de posicionar bien cada post para que sea el más leído. Para eso una de las mejores herramientas, y la que más uso yo, es Yoast SEO. Su versión gratuita te instala un ‘cuadro’ que aparecerá en el editor de texto, debajo del campo blanco donde escribes el texto. Cuando acabes de crear el contenido, y antes de publicar, revisa este ‘cuadro’.

En él, puedes sugerir al plugin cuáles son tus keywords y, con esto, Yoast SEO iluminará un semáforo y lo pondrá en verde, ámbar o rojo en función de qué tan bien estás posicionando el artículo. Por supuesto, no se queda ahí la cosa, porque el plugin te dirá exactamente qué te falta para que el posicionamiento sea aún mejor. Así, puedes mejorarlo al máximo para conseguir un mejor rendimiento en buscadores.

 

Desde hace tiempo, además, Yoast SEO incorpora una pestaña de ‘legibilidad’ que, como la de SEO, funciona con un semáforo y unas indicaciones, en esta ocasión para aconsejarte sobre cómo de fácil se lee tu texto. Recuerda: cuanto más fácil y cómodo de leer, más tiempo pasa el usuario en tu web.

6 Add to Any Share Buttons

Es posible que el ‘tema’ que usas en tu WordPress ya incorpore los típicos botones para compartir el artículo en redes sociales. Pero, si no es así, te recomiendo Add to Any Share Buttons. Una vez instalado, es sencillo configurar qué iconos quieres mostrar -es decir: en qué redes sociales se podrá compartir- y dónde se colocará esa barra de iconos en cada post.

Es una función típica que vemos en muchos blogs y hasta en los medios de comunicación, ya que facilita al usuario compartir nuestro contenido. Y qué mejor noticia que un usuario compartiendo nuestro contenido.

7 WP – Smush Image Optimization

Si al principio te advertía de no sobrecargar la web para una mejor experiencia del usuario, este plugin ayudará a ese objetivo. Se trata de un plugin que te permite, por cada imagen que cuelgues, optimizarla, esto es, reducir su peso sin que pierda casi calidad. Así, seguirás teniendo imágenes llamativas y atractivas, sin apenas pérdida de calidad, pero con un peso muy inferior, lo que ayudará a que tu contenido cargue mucho más rápido.

Una vez instalado, el plugin te ofrece la posibilidad de actuar de forma retroactiva: es decir, aplicar su ‘optimización’ a todas las imágenes que ya tengas en la web. De esta manera, no solo mejorarás la velocidad de la web en futuros posts, sino también en aquellos que ya están publicados

8 Site Kit by Google

Termino con este ‘hub’ creado por Google, donde se aglutinan todas las aplicaciones. Desde Google Analytics al Google Search Console, pasando también por Google AdSense, la herramienta que puede que estés ya usando para monetizar tu contenido con anuncios. Muy sencilla e intuitiva. Si antes debías instalar el plugin de Analytics, el de AdSense, etc. ahora está todo centralizado en este plugin que, una vez instalado, se crea su propio acceso en la barra lateral izquierda, justo debajo de la opción ‘Escritorio’.

 

Estas son mis recomendaciones. Mis ocho plugins WordPress para creación de contenido. Pero uso algunos más y seguro que tienes alguna necesidad específica que no cubro con estos plugins. Te invito a que comentes con tus dudas y responderé con recomendación de plugins. Si eres de los que usas plugins y quieres recomendar alguno a la comunidad de creadores de contenido, siéntete libre de hacerlo también en comentarios.

Cómo monetizar un podcast en Patreon

Monetizar un podcast es complicado. En Estados Unidos, Anchor y otras plataformas ya ofrecen la inserción automática de publicidad y eso permite ganar dinero con un podcast sin hacer más que crear contenido. Pero hasta que esto llegue a España y otros países, hay que plantearse cómo ganar dinero con un podcast. En mi caso, con el podcast diario Simple Política, me planteé diferentes vías de ingresos y todas ellas relacionadas con la comunidad de seguidores. Hoy quiero hablarte sobre mi experiencia monetizando el podcast en Patreon.

Patreon es una plataforma de micromecenazgo continuo. Esto nos va perfecto para el podcast porque no se trata de un crowdfunding puntual donde la gente poner dinero para iniciar o ampliar un proyecto, sino que son seguidores fieles de tu contenido que pagan a cambio de una recompensa también continua en el tiempo. Como hablamos de monetizar un podcast, esto es lo que buscamos. Sean muchos o pocos, tenemos unos ‘oyentes fieles’ que escuchan con regularidad el podcast. Patreon nos permite cobrar X cada mes a estos oyentes.

Abrir una cuenta en Patreon

El primer paso es obvio: debemos crear cuenta en Patreon. Es muy sencillo (solo necesitas un correo electrónico). Además, la misma cuenta te sirve como usuario así como creador. Rellenas los datos personales y ya puedes darte de alta como creador.

Verás que te pedirá toda la información sobre tu creación. Quizás el único dilema es si quieres abrir un Patreon con tu nombre y apellidos (ya que eres el creador del podcast) o con el nombre del podcast (porque quieres que sea el podcast el ‘producto’ reconocido por el que la gente pague). Eso depende de ti. En el caso de Simple Política decidí apostar por el nombre del podcast, ya que a medio plazo el plan es que el proyecto sea ambicioso y grande.

monetizar podcast patreon simple politica
La página de edición de la información de mi podcast, Simple Política

Una vez terminada esta parte, nos pedirán detalles de nuestra creación, como un logo, colores, enlaces, vinculación con redes sociales, etc. Si tu podcast recién empieza, no hay problema. Todo esto se puede rellenar y editar en el futuro.

Rellenar los ‘tiers’ o niveles de Patreon

Cuando ofreces la posibilidad de que los oyentes del podcast se hagan mecenas en Patreon, puedes darles a elegir entre diferentes opciones: contribuir con más o menos dinero cada mes a cambio de más o menos beneficios. Cada una de esas opciones es lo que Patreon denomina ‘tier’ o ‘nivel’.

Antes incluso de hacer pública tu página de creador, Patreon te pide que edites tus niveles. Puede ser solo uno (todos los mecenas te pagarán lo mismo al mes) o varios. Te explico un poco cómo lo he gestionado yo:

  • No te pases con los niveles. O tus mecenas caerán en la ‘parálisis por análisis’, es decir, tener tantas opciones que no se deciden. En mi caso puse tres niveles porque la mayoría de los podcasts que observé ofrecían entre dos y tres
  • Deja claro los beneficios de cada nivel. El precio se verá en grande, tranquilo. Lo que debe ser también fácil e intuitivo es entender qué gano si te pago X al mes. No te enrolles y ve directo al grano
  • Ponle un nombre a cada nivel. No es obligatorio, pero le da un ‘toque’ personal y ayuda a identificarlos. En mi caso, al ser un podcast de política, Simple Política tiene tres niveles en Patreon: Alcalde, Ministro y Presidente. Es fácil intuir que un ‘Alcalde’ paga menos que un ‘Ministro’ (pero también recibe menos cosas).

¿Qué ofrecer a cambio a un mecenas en Patreon?

Te hablo de lo que yo ofrezco a cambio, pero en realidad es lo que la mayoría de los creadores ofrecen a cambio. Son ideas generales que tú puedes llevarte a tu podcast. En Patreon puedes subir de todo: desde el audio de tus episodios, posts de texto, vídeos, enlaces… lo que quieras. Así que imaginación al poder.

En mi caso, en Simple Política, ofrezco desde contenido exclusivo (tengo un episodio semanal que solo escuchan los mecenas) a adelantos de todos los contenidos. A partir de ahí, también tengo otras opciones como sorteos mensuales y encuentros en directo (solo para los ‘Presidente’), que sean los mecenas los que propongan los próximos temas del contenido e incluso un saludo personalizado para los nuevos en mis contenidos. Por ayudarte haciéndolo esquemático, te diré que puedes ofrecer:

  • Contenido exclusivo. Esto convierte su contribución en un pago a cambio de algo tangible que “el resto no tiene”
  • Adelanto de contenido. De lo que sí puede consumir cualquiera, tus mecenas lo harán unas horas o días antes. E incluso puedes interactuar en comentarios para saber su impresión antes de lanzarlo en público
  • Intervención en el contenido. Que puedan decidir sobre lo qué vas a hablar o hacer
  • Descuentos o sorteos. Si tienes infoproductos o un e-commerce, puedes ofrecer descuentos a tus seguidores. Si no, siempre puedes sortear algo regularmente
  • Encuentros en directo. A tus mecenas les encantará poder hablar contigo en directo, ni que sea vía Zoom. Si te lo puedes permitir, organiza mensual o trimestralmente un encuentro con mecenas

Como he dicho antes, imaginación al poder. Seguro que se te ocurren muchas ideas. Lo que es importante es que, al ser un proyecto pequeño o mediano, no dejes de enviar el mensaje de que, por encima de todo, los mecenas pagan para que eso que haces y que les gusta tanto se pueda seguir haciendo. Es lógico que reciban algo a cambio de su contribución, pero es importante siempre mantener que un beneficio intangible es que puedas seguir haciendo el podcast.

Gestionar ingresos y comunidad con Patreon

Mi experiencia ha sido bastante buena con Patreon a la hora de gestionar mi comunidad y los ingresos que voy obteniendo. Si has tenido problemas, no dudes en dejar tu comentario. Empiezo por gestionar la comunidad de mecenas en Patreon.

Si te lo configuras, puedes recibir una alerta cada vez que alguien se hace mecenas. De esa manera, puedes enviarle un mensaje de bienvenida. Una vez se ha dado de alta como tu mecenas, tu verás toda su información y podrás chatear con él/ella. Por su parte, el/la mecenas ya podrá consumir todo el contenido (que le permita su nivel de mecenas). Por otro lado, cada contenido que subes crea automáticamente la zona de comentarios y en tu panel de control podrás leerlos y dar respuesta.

La otra cuestión, la de gestionar los ingresos. Muy sencillo. Cada vez que entras a tu panel de control, tienes un espacio visible donde te dice cuántos euros al mes estás generando en ese momento. Se refiere a la suma de dinero que ingresas con tus mecenas activos (y ya restando impuestos y la comisión). A partir de ahí, cobrarlo es igual de sencillo.

monetizar podcast patreon españa
Para monetizar el podcast en Patreon, debes introducir un método de pago

Primero deberás registrar un método de cobro. Depende del país tendrás opciones. En España yo escogí PayPal. A partir de ahí te harán rellenar algún formulario extra y esperar unos pocos días. Pero ya está, ya podrás cobrar. Eso sí, vigila porque por cada cobro pagarás una comisión, así que mejor esperar a tener una buena cantidad para retirarla.

Patreon una buena opción para podcast

Todo lo que te he contado está basado en mi experiencia. Como contaba al inicio, monetizar un podcast es complicado hasta que surjan fuera de Estados Unidos las posibilidades de Anchor y otras plataformas de insertar publicidad de manera automática en los episodios. Si te consigues generar una comunidad de seguidores fieles que consumen tus episodios, Patreon es una opción para que sea esa comunidad la que te permita monetizar el podcast.

Si quieres saber más sobre cómo crear buen contenido y generar ingresos con él, apúntate a mi curso online a través de este enlace.

Tres ideas para monetizar un blog

monetizar blog ganar dinero blog

Si dejas de crear contenido, cierras tu blog o tu canal, suele ser porque te frustra no tener suficientes visitas, no encontrar réditos, tener pocos comentarios, etc. Decenas de blogs y canales quedan abandonados por esos motivos. Los empiezas con ilusión, pero sin rumbo. Lo que a ti te gustaría es poder ganar dinero con tu blog o con cualquier contenido. Si quieres saber como monetizar un blog, en este post te voy a dar tres alternativas.

Primero quiero que sepas que mi experiencia analizando medios, entrevistando periodistas y testeando por mi cuenta me dicen que estas tres opciones de ganar dinero con el contenido funcionan. Eso sí, lo segundo que debo decirte es que los resultados (económicos) no llegan de hoy a mañana. Cualquiera de las opciones es viable, tan solo debes elegir la que mejor se adapte a tu proyecto. Y recuerda: esto es solo un post para darte ideas, abrirte la mente y aportar inspiración. Está claro que en pocos párrafos no te puedo enseñar cómo ganar dinero con tu contenido. Por algo creé un curso.

Cómo ganar dinero con un blog

Basado en mi experiencia, comentaré tres vías interesantes por las cuales se puede generar dinero a través de tu contenido.

  • Publicidad

La más simple y directa de las vías. La que, seguro, más conoces. Es posible que hasta hayas introducido anuncios con Google Ads en tu blog… pero con resultado decepcionante. Si antes te pedí paciencia para generar ingresos con tu blog, en el caso de la publicidad, te pido el doble de paciencia. El modelo de negocio es sencillo: generas muchas visitas y eso te lleva a cobrar más por la publicidad. La forma más sencilla de insertar publicidad en el blog es a través de Google Ads, que incluso puedes integrar en WordPress a través de un plugin.

Ventaja de la publicidad: No te complicas la vida. Tu sigues haciendo contenido y atrayendo visitas y el dinero te viene ‘solo’

Inconveniente de la publicidad: El trabajo está en captar a tu público (contenido exclusivo, temática long tail, posicionamiento SEO…) y es un trabajo con resultados en el medio y largo plazo

 

  • Suscripción al contenido

Quizás creas que es imposible que alguien pague por leer lo que tu escribes. Eso no es del todo así. Verás: la experiencia me dice que si te enfocas en tu tema muy (MUY) concreto, tu blog puede acabar convirtiéndose en una referencia para unos pocos que están realmente interesados en ese tema. Sí, son unos pocos. Pero tan interesados que podrían llegar a pagar por no perderse tus contenidos. Hablamos desde algo relacionado con tu sector profesional a un entretenimiento (como un blog sobre un videojuego concreto que encima no es ni de los más conocidos).

Si usas un CMS (como WordPress o Drupal), tener un sistema de suscripción cada vez es más sencillo porque ya no requiere ni de conocimientos técnicos (hay algún que otro plugin), aunque si te ayuda un profesional, mejor. La idea es que puedas cerrar toda tu web o una parte para los ‘usuarios registrados’ (que pagan un dinero al mes).

Ventaja de la suscripción: Los suscriptores son más fieles y puedes contar con su dinero a final de mes. En la publicidad, en cambio, todo es más volátil y depende de las visitas recibidas.

Inconveniente de la suscripción: Cultivar una comunidad y hacerla pagar no es sencillo. Debes encontrar ese tema long tail y no soltarlo. Convertirte en la referencia de ese tema. Eso lleva tiempo y debes meterle horas y pasión.

 

  • Generar leads y afiliados

Podría hablarte de Patreon, crowdfunding y otras técnicas para monetizar contenido pero prefiero hablarte de lo que para mi es un término medio entre el volumen de visitas que necesita la publicidad y la fidelización de la suscripción. Sin necesidad de tantas visitas, y más enfocado en un tema, tu blog puede contener artículos específicos que den respuesta a problemas específicos de la gente. Cuando acuden a ti, estos usuarios buscan respuestas concretas. En tu blog, puedes aprovechar para obtener leads, esto es: conseguir que el usuario realice una acción, como comprarte un producto, un curso o visitar tal o cual página.

Ligado con esto tenemos el tema de los afiliados. Hablemos, por ejemplo, de Amazon Afiliados. Imagina que tu blog va de yoga y recomiendas libros sobre yoga o esterillas para practicar yoga. Podrías recomendar tres o cuatro y enlazar a Amazon. Si la gente compra viviendo de tu web, te llevas un porcentaje de la venta. Así de sencillo.

Ventajas de los leads y afiliados: No te preocupas tanto de las visitas sino de crear contenido específico para invitar al usuario a realizar tal o cual acción. Además, un post de afiliados puede ser compatible con un anuncio.

Inconvenientes de los leads y afiliados: Por un lado, un lead no es una venta (por lo que no estamos ganando dinero) y los afiliados siempre dependen de terceros: ellos deciden qué porcentaje de venta nos dan, ellos deben acabar convenciendo al usuario de que compre, etc.

 

¿Quieres que haga otro post con más modelos de monetizar contenido digital? Déjame un comentario y explícame qué te gustaría saber sobre ganar dinero con tu blog.

¿Dónde encontrar datos para un artículo de blog?

encontrar datos para articulo blog

Cuando publicas un artículo quieres visitas. Pero también quieres repercusión, que el artículo sea compartido y que retenga la atención del usuario. Para ello, como he explicado en algún otro artículo del blog, un arma indispensable es ganar credibilidad. Por resumir: la credibilidad la puedes ganar con enlaces, citando fuentes y… aportando datos. En este artículo te voy a enseñar dónde encontrar datos para un artículo de blog.

Para empezar, debes tener muy claro el tema. Porque este post no te sirve si no sabes sobre qué quieres encontrar datos en Internet. Cuando tengas claro el tema del post y sobre lo que hablarás en el artículo, trata de encontrar datos que puedan acompañar lo que dices y que te hagan ganar credibilidad

Encontrar datos en Internet

Si estás escribiendo un post para tu blog, el recurso fácil para encontrar estadísticas y datos sobre tu tema está en Internet. Hay mucha información publicada sobre cualquier tema, incluso de lo más específico que tengas en mente. Aquí algunos lugares donde encontrar información y números.

Google. ¿Por qué no empezar recomendando la herramienta más simple para encontrar datos para un artículo de blog? Google es el primer paso. Quizás es el más peligroso porque encontraremos también datos, estudios y gráficos poco fiables pero, con un poco de nuestro sentido común, encontraremos resultados que nos vayan muy bien. Recuerda que lo que buscas son o bien páginas que enlazar o bien datos concretos que comentar en tu post. Te recomiendo que navegues hasta la tercera o cuarta página de resultados porque hasta allí llegan los resultados interesantes.

Statista. Una herramienta que siempre consulto cuando tengo que buscar datos para argumentar algo. Vas a la web de Statista, pones en su buscador las palabras clave de tu artículo y te devuelve datos, gráficos, infografías… todo relacionado con tu tema. Es cierto que hay una versión de pago pero para consultas puntuales es un must.

Wikidata. Forma parte del proyecto Wikipedia pero solo nos ofrece datos. Como puedes imaginar, todo tipo de datos. Recoge los datos presentes en los artículos de Wikipedia, además de otras secciones y páginas propias. En este caso no tendrás ningún problema para usar esos datos y estadísticas porque es totalmente gratuita.

INE y otras agencias de estadística oficiales. Si eres de España como yo, seguro que conoces el Instituto Nacional de Estadística, un organismo oficial con las estadísticas más simples pero también más relevantes a nivel español: desde el índice de natalidad del país a los datos de comercio exterior en el sector de la fruta. Lo que sea que estés buscando.

¿No eres de España? Ningún problema. Seguro que en tu país hay una agencia similar. En este portal puedes filtrar por país y encontrar fuentes donde encontrar datos. Además, en España (y seguro que en tu país también) tenemos muchas: existe también el CIS (Centro de Estudios Sociológicos) y hasta agencias oficiales a nivel regional y local. Por ejemplo, si eres de Barcelona tienes la agencia de la ciudad y el CEO (Centre d’Estudis d’Opinió) catalán.

Google Scholar. Si vas en serio a la hora de ganarte la credibilidad de tus usuarios, nada mejor que Google Scholar, el portal de Google con publicaciones científicas. En este buscador solo encontrarás publicaciones del ámbito académico y científico. Yo al principio solo lo usaba para preparar mi doctorado, pero poco a poco lo fui incorporando a mis artículos (y como recurso para mis cursos). En este buscador no solo encontrarás datos 100% fiables, sino también PDFs y otros documentos a los que referenciar, enlacar, etc.

Consultorías. Si creas contenido sobre un sector concreto, identificas algunas consultorías que se enfocan a ese sector. Pues bien: más allá de su trabajo diario, estas consultorías dedican una parte de sus recursos a crear informes periódicos que van llenos de datos que te pueden servir. ¿Nunca has leído un post que diga algo como “según el informe de XXXX 2020, un 54% de los usuarios…”? Te encajará si buscas datos para un artículo de blog.

Si no sabes cómo encontrar a las consultorías que te pueden ayudar o no sabes cómo estar atento a lo que publican, existen varias soluciones:

      • En Google puedes poner tus palabras claves y “consultoría” y quizás hasta llegas directo a los informes que te interesan o a artículos que citan a tal o cual consultoría
      • Si identificas consultorías o empresas que realizan informes que te pueden interesar puedes suscribirte a su newsletter o alertas
      • Busca conferencias sobre cuestiones relacionadas con tu sector o el tema a comentar. Normalmente los speakers proceden de consultorías y compañías de este tipo

¿Conoces más fuentes de datos para tus artículos de blog? ¿Quieres hacerme una petición para futuros temas? No dudes en dejar un comentario.

Cómo insertar cita en formato APA o Harvard en Word

como insertar cita en word

Escribir un texto académico tiene muchas complejidades. Se puede hacer perfectamente en un procesador de texto como Microsoft Word pero se deben guardar mucho las formalidades. Lo descubrí cuando escribí mi tesis doctoral. Una de las tareas que más se repiten y que aprendí a hacer de manera más sencilla era citar. En un texto académico citamos decenas de veces, creamos una extensa bibliografía y todo ello debe estar en un formato concreto. En este artículo te resuelvo la duda de cómo insertar cita en Word y crear bibliografía en el formato APA o cualquier otro en Microsoft Word.

Hay que reconocer que la gente de Microsoft, desde versiones antiguas de Word, pone las cosas fáciles a los que escribimos textos académicos. Se podría decir que toda la sección de Referencias del menú superior de Microsoft Word está pensada para académicos o estudiantes.

Lo mejor de insertar cita en Word y referenciar textos académicos en Word es que el programa va almacenando todas las citas que creas, lo que tiene dos ventajas: 1- Cuando tengamos que volver a citar el mismo texto, no hace falta crear una cita sino seleccionarla (como te enseñaré a hacer); 2- Al final de nuestro trabajo podremos crear una bibliografía casi sin esfuerzo. Te enseño cómo.

Crear una cita académica en Microsoft Word

Primero, debes hacer clic en el punto del texto donde quieras insertar cita en Word. Ya sabes que, aunque depende del formato, lo que se verá cuando acabes de crear la cita es algo como (Caballero 2020, pág. 31).

Como he dicho antes, debes ir a la sección Referencias del menú superior de Microsoft Word (deberías encontrarla entre las secciones de Disposición y Correspondencia).

Cuando estés en la sección, haz clic en la opción Insertar cita. Se desplegará una ventana con diferentes campos a rellenar. Lo más importante es que te fijes en la primera opción, Tipo de origen bibliográfico. Deberás indicar a Word si estás citando un libro, un capítulo, un artículo científico, etc. Dependiendo de qué quieras citar, Word te ayudará introduciendo o eliminando campos en blanco que deberás rellenar. Una vez acabes, dale a aceptar.

En este momento ya podrás ver tu cita en el punto que le marcaste. Lo que no ves es que Word almacena toda la información que le has aportado (para luego crearte, si lo deseas, una bibliografía).

Cómo elegir formato de cita en Microsoft Word (APA, Harvard, Chicago…)

Dependiendo del destino de tu texto académico o de las preferencias de tu profesor, es posible que tengas que citar “usando el formato APA” o cualquiera de los otros formatos académicos más aceptados.

No te preocupes, Word lo tiene previsto. En esa misma sección de Referencias, cerca de la opción Insertar cita que hemos usado antes, encontrarás un menú desplegable donde elegir el formato de cita.

Elige el formato que necesites y, a partir de ahora, todas las citas que insertes, se crearán en este formato. ¡Importante! Si decides crear una bibliografía, ésta se creará con el formato que tengas elegido en ese momento.

Cómo crear una bibliografía automática en Microsoft Word

Otro aspecto interesante de Microsoft Word para los que tenemos que escribir textos científicos es que nos facilita mucho la tarea de insertar bibliografía. No se tú, pero hasta no hace mucho, cada vez que tenía que poner bibliografía en un trabajo, creaba a mano la sección de bibliografía y ponía, uno a uno, todos los libros, webs y textos que había escrito. Pero ya no.

Si has seguido los pasos anteriores y has introducido las citas con la opción Insertar citas de la sección Referencias, puedes pedir una bibliografía, que se colocará allí donde tu le digas a Word.

En la misma sección Referencias, cerca de la opción Insertar citas, encontrarás la opción Bibliografía. Una vez hagas clic, se te abrirá un cuadro con sugerencias sobre cómo quieres que se vea tu bibliografía. Es una cuestión estética porque recuerda: el estilo académico de tu bibliografía será aquel que tengas seleccionado en ese momento.

¿La bibliografía es automática? Sí y no. Cada vez que insertes una cita, ésta no se colocará directamente en la bibliografía, pero sí que podrás actualizar la bibliografía con nuevas citas sin necesidad de hacer ese trabajo manual.

Deberás ir a tu bibliografía (dentro de tu texto), pasar el ratón por encima del título (la palabra bibliografía, para entendernos) y verás cómo se activa una pestaña azul. En dicha pestaña encontrarás una opción:actualizar citas y bibliografía. Haces clic y ¡tachán! Tus nuevas citas están en la bibliografía, en orden alfabético y citadas con formato APA, Harvard o el que hayas escogido.

 

¿Qué truco sobre Microsoft Word te gustaría conocer? ¿Quieres saber si hay algo que se puede hacer en Microsoft Word pero que no conoces? Deja tu comentario y trataré de ayudarte con mi respuesta o creando un artículo sobre tu duda.

¿Cómo insertar un vídeo de Youtube o Vimeo en un blog WordPress?

insertar video youtube

Es cada vez más necesario. Si creas un post que no tenga un vídeo insertado se vuelve poco atractivo y pierdes tiempo de atención. Ese “tiempo de estancia” del usuario es vital para conseguir mejor posicionamiento SEO y más ingresos por publicidad. Así que en este artículo te voy a ayudar a insertar un vídeo en un blog WordPress.

Antes de nada, debes saber que existen varias formas de hacerlo. Algunas son más simples pero dependen de la versión de WordPress que tengas, del ‘template’, etc. Sea cómo sea, en este artículo empezaré por la forma fácil de poner un vídeo en tu blog y te mostraré también el resto de vías. Eso sí: hay vídeos en los que está activada la opción “no inserción”, con lo que será imposible insertarlos.

Insertar video en blog con el enlace

Aquí viene la manera sencilla y que debería funcionarte. Si quieres embedar un vídeo de Youtube o Vimeo en un artículo de blog, solo tienes que ir a Youtube, pinchar sobre el vídeo y copiar el enlace. Podrías copiar el enlace de la URL pero te recomiendo que copies el enlace que te da el botón de ‘Compartir’ que verás justo debajo del vídeo, a la derecha.

Copias ese enlace y vas a tu artículo de blog. Eliges donde quieres que vaya tu vídeo y pegas el enlace. Tan sencillo como eso. Si esperas un par de segundos, verás como el enlace desaparece y se convierte en el vídeo de Youtube (o Vimeo). Y ya está, tienes el vídeo insertado. Como puedes ver a continuación, he insertado el vídeo de la captura anterior

Si quieres que el vídeo empiece a reproducirse desde un minuto concreto y no desde el principio, al darle al botón ‘Compartir’ del primer paso, verás que te ofrece la opción de elegir el momento a partir del cual empezar la reproducción.

Insertar video en blog con el HTML

Si la opción anterior no te ha funcionado, te presento una que parece un poco más compleja, pero no. Esta es la opción que se usaba hasta no hace mucho porque WordPress no permitía ese copiar/pegar del enlace tan sencillo.

En este caso el primer paso es muy parecido: vas al vídeo de Youtube o Vimeo que quieres insertar en tu blog y le das al botón de compartir que verás en la parte inferior derecha del vídeo. Tienes la opción del enlace, de compartir en redes sociales… y de “INSERTAR”. Dale a insertar y copia el código HTML que te da Youtube o Vimeo.

El segundo paso, de nuevo, es muy parecido a lo que te he explicado antes. Te vas al sitio de tu artículo donde quieres que vaya el vídeo. Ahora, en vez de pegar nada, lo que haces es escribir en mayúscula VIDEO o cualquier palabra que te haga recordar que ahí es donde irá tu vídeo.

Ahora activa la “edición HTML” de WordPress. Si tienes el editor clásico, tendrás esa opción en la esquina superior derecha de tu caja de edición (donde escribes el texto). Si estás con el nuevo editor, en la barra de herramientas superior, a la derecha, tendrás un icono con tres puntos. Una de las opción es la de activar la edición HTML.

Una vez estás en la edición HTML, coge la palabra VIDEO o la que hayas usado y lo campias por el código que te ha dado Youtube o Vimeo. Al volver a la edición normal o al previsualizar el post, verás, como en el primer caso, que el vídeo está insertado.

Insertar vídeos con un plugin

Si ninguna de las opciones te funciona, puedes probar descargando un plugin de WordPress. Hay varias, pero ‘Embed Plus for Youtube’ es bastante útil. Será tan sencillo como usar el botón especial que tendrás en el editor cada vez que quieras insertar un vídeo de Youtube.

¿Qué te funciona mejor para insertar vídeos en blog? Cuéntanoslo en los comentarios. Si quieres, pídeme un tema que te gustaría que tocase en el blog.