Cinco palabras persuasivas que siempre funcionan en un blog

No es lo mismo decir las cosas de una manera que de otra. Una buena manera de conseguir que tu post de blog convierta y genere leads y ventas es a través del lenguaje persuasivo. Como enseñar lenguaje persuasivo es algo muy completo y largo, en este post te voy a enseñar las cinco palabras de lenguaje persuasivo que no pueden faltar en tu artículo. Con ellas, conseguirás más ratio de conversión y más tiempo de retención del usuario. Lo que te llevará, como ya adivinas, a mejor posicionamiento SEO.

¿Qué son palabras persuasivas para blog?

Son conceptos que nos ayudan a convencer a retener al lector del post. Son palabras que te van a ayudar, por un lado, a conseguir que más gente lea lo que escribes. Por otro lado, le vas a dar más credibilidad a lo publicas en tu blog. Y al final, estas palabras persuasivas lo que harán es generar más leads. En otras palabras: más usuarios harán lo que le pidas (ir a otro artículo, suscribirse a tu newsletter, visitar tu e-commerce…).

Las 5 palabras persuasivas en un texto digital

Empezamos. Las cinco palabras persuasivas para tu post que te presentaré son: “tú”, “gratis”, “porque”, “inmediato” y “nuevo”.

Si sabes el nombre de la persona, como en un email, pones su nombre. Si no, a lo que me refiero es a usar segunda persona del singular: tutear. Porque le hablas a una persona. Yo te hablo a ti, por eso no uso el ‘nosotros’ o el ‘vosotros’. Además, estudios del cerebro revelan que algo se enciende en nuestra cabeza cuando ves tu nombre o te hablan a ti directamente.

Lo que consigues con este tu es que el usuario reciba lo que tu escribes como un consejo directo, como algo que es perfecto para él o ella. Es decir: es una forma de llegar un poco más cerca del usuario. Por el simple hecho de hablar en segunda persona del singular, el usuario ya cree que el tema del post le interesará más.

Gratis

Parece obvio. Dile a la gente que algo es gratis y se sentirá mucho más atraída. ¡Incluso si algo es gratis desde un principio! Imagina que tienes un newsletter semanal con trucos sobre lo que sea. Suscribirse a tu newsletter es gratuito, ¿verdad? Pues ahora prueba a pedir a la gente que se suscriba diciendo “suscríbete a mi newsletter y recibe gratis consejos sobre XXXX cada semana”. Te garantizo un mayor éxito.

Porque

Todo junto, en formato de respuesta. Para mi es la palabra más buena de todas y la que más beneficio te va a dar. ¿Por qué? Porque no hay nada mejor para ganar la credibilidad del lector (y, con ello, conseguir que haga lo que le pidas) que justificar todo aquello que comentas. Por eso te sugiero usar la palabra “porque” en cada concepto de tu post.

Un estudio, un informe, una experiencia tuya del pasado, un caso concreto de un cliente… cualquier cosa que justifique tu consejo o tu opinión te hará ganar puntos con el lector. La autoridad que ganas se traducirá en más leads y mayor conversión del call to action.

Te pondré un ejemplo clásico de un experimento realizado por Robert Cialdini: en una cola para usar una fotocopiadora comunal, un voluntario probó varias veces de colarse. Cuando justificada el porqué debía colarse, tenía más posibilidades de que le dejasen pasar primero… incluso cuando la excusa esa “¿puedo usar la fotocopiadora primero porque necesito hacer unas copias?”

Inmediato

Funciona de una manera parecida al ‘gratis’. A todos nos gustan las cosas gratuitas… y a todos nos gusta conseguir, lo que sea, cuanto antes. Son varios los estudios que corroboran que el cerebro presta más atención a aquellos inputs que entiende tendrán una recompensa a corto plazo. En el caso de este blog o de mis cursos, uno de los mayores reclamos es que, si tienes un blog, todo lo que aprendes lo puedes aplicar de inmediato. Eso crea el incentivo en potenciales usuarios y alumnos al pensar “beneficio a corto plazo”.

Nuevo

Lo novedoso tiene un efecto sobre nuestro cerebro. Como en el caso de lo inmediato, el cerebro le da más valor a lo que es nuevo de a lo que no lo es. Por eso, siempre que el contexto te lo permita, preséntale al usuario una técnica, un producto o un servicio como novedoso. Porque la técnica la has creado tu, porque hay un informe reciente que justifica su valor, porque el producto tiene una “actualización”… lo que sea. Pero si el cerebro del usuario percibe que está ante algo nuevo, querrá saber más.

 

¿Quieres aprender más sobre lenguaje persuasivo y cómo generar ingresos con tu blog? Apúntate a mi Programa CVI para generar ingresos con tu blog en tres pasos. Haz clic en este enlace y conoce todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.