Cómo crear un ‘call to action’ efectivo para blog

Si tienes un blog, quieres conseguir algo de él. La mayoría queremos ganar dinero con él. Directa o indirectamente. Sea o no ese tu caso, si escribes un blog tienes una intención. Dicho de otro modo: quieres que los lectores que lleguen a tu artículo, realicen después una acción. Por eso, cualquier post del blog (o episodio de podcast o video de Youtube) debe tener su ‘call to action’, su llamada a la acción.

En este artículo precisamente lo que te enseñaré es cómo decido cuál es la acción que pido en cada artículo y cómo crear un ‘call to action’ que sea efectivo. Con la estructura que verás en este artículo construirás llamadas a la acción que harán que consigas más objetivos con tu blog. No solo sumar visitas.

Hacer un buen ‘call to action’ en cinco pasos

La estructura de una llamada a la acción es sencilla. Debes tener claros algunos conceptos concretos, especialmente qué quieres conseguir y a quién se lo quieres pedir. La llamada a la acción del artículo de tu blog se puede construir en cinco pasos.

1. Qué quieres conseguir

Para que el ‘call to action’ sea efectivo, debes tener claro la acción que quieres que el usuario realice. Opciones hay muchas. Pero dependiendo de cómo sea tu blog, te puedo dar alguna pista sobre qué pedir en la llamada a la acción.

Si la mayoría de los usuarios son nuevos (porque es un blog que busca maximizar visitas con contenido viral), quizás la mejor llamada a la acción es recomendar otro artículo, y conseguir incrementar visitas con un usuario único.

Si ya tienes creada una comunidad, con visitas recurrentes y unas redes sociales activas, la llamada a la acción puede dar un paso más: generar leads (que se descarguen algo, que se suscriban a tu newsletter, etc) o, directamente, convertir el lector en cliente (llevándolo a pagar por un contenido, por tus servicios o por tus productos).

2. Cuida tu contenido

El ‘copy’, el texto del artículo es lo más importante. Para convencer al usuario de que lea algo más de tu blog, de que se descargue un eBook, y ya ni te cuento si quieres que te contrate algo, debes convencerle de que dominas el tema con un buen texto. Así que el segundo consejo es que cuides el texto: que sea específico, que responda a las necesidades del lector y que muestre tu autoridad en el tema.

Si tu contenido convence de que dominas el tema y sabes solucionar problemas, es más fácil que el usuario acepte la llamada a la acción.

3. Haz una llamada a la acción específica

En algunas ocasiones me encuentro con alumnos que, en un mismo párrafo, piden dos o más cosas al usuario. Por ejemplo, les dicen que sigan sus redes sociales y que dejen un comentario o contacten con él/ella. Eso es un error. Porque para que un ‘call to action’ sea efectivo, debe ser específico.

¿Qué quieres conseguir del usuario? Sí, muchas cosas. Pero céntrate en una. ¿Quieres más visitas? ¿Tienes un curso que vender? ¿Un boletín al que quieres agregar más gente y potenciar?

El ‘call to action’ es un mensaje de dos o tres líneas de texto. Pides una cosa concreta y le presentas al usuario el beneficio directo que obtendrá si hace eso.

4. Coloca el ‘call to action’ al final del post

Antes comentaba que lo importante del artículo es el texto, el ‘copy’. Así que debes cuidarlo y convencer al usuario que eres una autoridad en el tema. Será al final de texto cuando sabrás si lo has convencido o no. Si ha llegado hasta el último párrafo, puedes apostar a que tu contenido es bueno (porque la retención del usuario es clave en métrica digital). Por esa razón debes poner la llamada a la acción al final del post, como remate.

En otros artículos de este blog hemos hablado de la estructura del texto. Hacía el final haces un resumen y el usuario se da cuenta que has cumplido con sus expectativas. Con esa credibilidad, le pides que realice una acción (“visita este artículo, descarga mi eBook, etc.).

5. Haz que la llamada a la acción destaque

Usa una tipografía o un color diferente. Coloca un botón que sea un enlace a donde quieras enviar al usuario. Crea un fondo de color diferente. Lo que sea (o te veas capaz de hacer). Pero la llamada a la acción debe destacar visualmente respecto al resto del contenido. Por un lado, para llamar la atención del usuario y por el otro para separar el ‘call to action’ del contenido en sí mismo.

Si lo crees conveniente, deja un espacio de blanco adicional entre el final del texto en sí y el call to action, para separar aún más a nivel visual y destaque por encima de todo.

 

Con estos cinco pasos ya puedes elaborar tus llamadas a la acción efectivas. Es importante que varíes y no hagas siempre el mismo ‘call to action’. Pero lo más importante es, como te explico en el punto 1, que conozcas a tu audiencia y tengas claro qué le vas a pedir que hagan.

Predico con el ejemplo y te pido que, si te ha gustado este artículo y quieres aprender más de la redacción y creación de contenido, hagas clic en el botón de abajo para suscribirte a mi boletín. Cada 15 días recibirás consejos prácticos y directos para que apliques ya en tu blog o en tu proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.