E-commerce vs. Dropshipping ¿cuál es mejor?

En este blog hablamos mucho sobre generar ingresos online. Y aunque nos centramos más en la creación de contenido, es cierto que para algunos de vosotros, crear un e-commerce o trabajar el dropshipping es una de las opciones y hacéis llegar dudas sobre el tema. Una de las más elementales es saber cuál es la mejor opción. Pues en este artículo vamos a tratar de resolver dicha duda.

Diferencias entre e-commerce y dropshipping

La principal diferencia está en la propia definición de ambos negocios. Un e-commerce es un sitio online donde vender unos productos… que el vendedor tiene en stock. Es decir: si creas un e-commerce estás vendiendo productos que están en tu poder, sea guardados en tu casa, en un trastero o en un almacén. En cambio, en un dropshipping lo que tenemos son alianzas con proveedores que son los que realmente tienen los productos. La gente compra en nuestra web pero es un proveedor el que envía el producto.

Derivada de esta, vemos otra diferencia: en el e-commerce te encargas del inventario del producto y de los envíos, mientras que en el dropshipping no. Como consecuencia, no necesitas tanto dinero si quieres montar un dropshipping, porque no tienes que almacenar stock.

Eso sí, otra diferencia importante entre e-commerce y dropshipping está relacionada con las ganancias: tu margen de beneficios es bastante mayor en el e-commerce, ya que tienes el stock y en tu web le pondrás el precio que quieras, obteniendo un mayor margen de beneficios.

Cómo decidir cuál es mejor: e-commerce o dropshipping

Es cierto que he dicho que en este artículo resolveríamos la duda sobre qué es mejor: un negocio de e-commerce o uno de dropshipping. Pues en realidad esa duda la resolverás tú. ¿Cómo? Analizando qué nivel de compromiso y responsabilidad quieres. Un e-commerce te va a exigir que tengas stock y que tengas control sobre los productos que vendes. A cambio, recibirás mayores ingresos por cada venta, ya que el producto, una vez comprado al mayorista, ya es tuyo y puedes fijar el precio que creas conveniente.

En cambio, con el dropshipping, una vez tienes la web y esta queda bien posicionada, el trabajo es menor. Como mucho, mantener el posicionamiento SEO, crear contenido para redes sociales, etc. Pero el material lo mueven tus proveedores, lo que encima te permite tener mucha más oferta y variedad de productos. Eso sí, más te vale vender mucho para igualar los ingresos que obtendrías con el e-commerce.

Y tú, ¿qué prefieres? Déjame tu comentario con tu opinión o con las dudas que tengas sobre estos negocios online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.