El Patrón en F: características de la lectura en pantalla

Si te dedicas a la redacción digital o a la comunicación y las redes sociales, más de una vez te habrán dicho (o incluso habrás leído) que “en Internet la gente no lee”, Mentira. Y te lo voy a demostrar. Eso sí, existen diferencias entre la lectura en pantalla y en papel. Pero no tiene que ver con el tiempo de lectura sino con un concepto: el patrón en F.

El ‘patrón en F’ y las características de lectura en pantalla se relacionan con el diseño web pero también con el cómo adaptar un texto a redacción digital. Así que si eres creador de contenido, en este artículo aprenderás lo necesario sobre el patrón en F y cómo lee la gente en pantalla.

¿Qué es el patrón en F?

El patrón en F es un patrón de lectura característico de la lectura en pantalla. Fue bautizado así por Jakob Nielsen y su equipo de Nielsen Norman porque define cómo los usuarios leemos en pantalla.  Nielsen y su equipo utilizaron eye tracking (seguimiento de la mirada) en varios usuarios y descubrieron que cuando leemos en pantalla lo hacemos dibujando con la vista una F.

Dicho de otra manera, cuando escaneamos un contenido en pantalla primero nos fijamos en la parte superior, de izquierda a derecha. Luego volvemos al punto de origen para escanear de arriba abajo el resto del contenido, parando en algún momento -de izquierda a derecha- para leer o mirar algo que nos ha llamado la atención. Vamos, que la vista dibuja una F, como podemos ver en esta imagen.

patron F lectura en pantalla
El patrón en F en lectura en pantalla | Imagen: Nielsen Norman Group

La principal conclusión de la imagen es que no importa el diseño que tenga la web, porque en todas los usuarios dibujan -con más o menos claridad- un patrón en F. Se observa también cómo los usuarios leen con atención los dos o tres primeros párrafos pero pierden atención a partir de ahí.

Aquí un vídeo (en inglés con subtítulos) donde el equipo de Nielsen Norman muestra ejemplos de este patrón en F en webs reales.

Más características de la lectura en pantalla

Otro de los grandes descubrimientos que se han realizado en los últimos años con respecto a cómo leemos en pantalla está relacionado con el tiempo de lectura: de media, un usuario lee un 25% más lento en pantalla. A esto hay que sumarle el hecho de que nuestra vista se cansa antes al leer en pantalla (algo lógico pero que también se ha comprobado a nivel científico).

Se que ahora estarás pensando: “¡pero si has dicho que era mentira eso de que la gente no lee en pantalla!”. Y lo sigo diciendo. Te explico: la fatiga visual y el hecho de leer más lento en una pantalla lo que conlleva es a ser más selectivos. Es decir: tu y cualquiera de tus usuarios hacéis mucho scroll para seleccionar qué contenido te interesa y entrás a profundizar solo en aquel que crees que te va a interesar mucho.

Es más, recuerda que en algún otro post ya te demostré cómo la extensión recomendada de un post de blog es de 7 minutos de lectura. O dicho de otra manera: los posts que generan más interacción, más engagement y mejor conversión son los que tienen más de 1.500 palabras, siendo lo ideal un artículo de 2.400 palabras.

¿Cómo aprovechar el patrón en F y conseguir más visitas en el blog?

La respuesta corta es sencilla: haz contenido muy atractivo. Te dejo aquí el enlace a mi artículo sobre el tamaño de un post de blog. En él verás que lo mejor es hacer artículos largos, porque son los que mejores resultados da, como te he dicho antes.

Pero no los hagas largos porque sí. Debes mantener la atención del usuario. Porque recuerda: nos cansamos antes en pantalla. ¿Cómo se retiene la atención del usuario? Con contenido interesante, información práctica y consejos útiles. Mantén el interés con un texto dinámico, nada repetitivo y que no pare de aportar información nueva.

También conseguirás mejores resultados si usas ladillos o titulillos (como el que he usado yo de “¿cómo aprovechar el patrón en F y conseguir más visitas en el blog?”). Recuerda: en el patrón en F el usuario escanea todo el contenido hasta que encuentra algo interesante, diferente. Pues bien, los ladillos (igual que la negrita o una imagen o vídeo) son los elementos perfectos para “llamar la atención”.

Ordena la información: pirámide invertida

Por último, no olvides ordenar la información: si la atención se mantiene en los dos primeros párrafos, lo más importante e interesante de tu contenido debe estar ahí, en esas primeras líneas. ¿Eso quiere decir que debes explicar todo ahí? No, pero sí que te estás jugando el retener la atención y la visita o perder ambos. Así que resume tu artículo, haz una promesa de todo lo que va a obtener el usuario si continua y hazlo todo de forma atractiva.

Para ayudarte a ordenar la información, te dejo un enlace a mi artículo sobre la pirámide invertida, un concepto que usamos los periodistas y que significa jerarquía de la información: lo más importante primero, lo segundo después y así sucesivamente. Te dejo también un vídeo sobre este concepto de pirámide invertida y cómo te ayudará a conseguir más tiempo de lectura de cada visita a tu blog.

Ahora ya tienes toda la información sobre cómo lee un usuario en pantalla. Recuerda que leemos más lento y menos tiempo, pero eso no significa que debas hacer artículos más cortos. Al contrario: los artículos que mejor funcionan son los largos y con una estructura de la información jerarquizada.

Si quieres opinar sobre este artículo o sugerirme nuevos temas, hazlo en comentarios. No olvides hacer clic en este enlace para suscribirte a mi newsletter gratuita: cada dos jueves tendrás en tu bandeja nuevos consejos sobre redacción digital y creación de contenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.