¿Qué diferencia hay entre la redacción de contenidos y el copywriting?

Si te dedicas (o te gustaría hacerlo) a crear contenido, especialmente crear textos, estarás en el debate sobre si redactas contenidos o haces copywriting. Pero ¿realmente hay diferencia entre redacción de contenidos y el copywriting? Sí que la hay, y es necesario que conozcas la diferencia para saber a qué quieres dedicarte y qué vendes a tus clientes.

Existen diferencias entre los dos conceptos, pero no solo por el significado que hay detrás.  El trabajo de un redactor de contenidos es diferente del trabajo de un copywriter. A continuación, vas a poder hacerte un idea de cada uno de los trabajos, para que puedas decidir qué es lo tuyo y a qué te gustaría dedicarte.

Redacción de contenido

La redacción de contenido, por ser simple, es lo que yo hago en este blog. Se basa en la información. Escribes texto o creas contenido con el objetivo de informar, de aportar valor como principal meta.

Un buen ejemplo de la redacción de contenido es el artículo que estás leyendo. El principal objetivo del post es informarte, es que sepas mejor que antes la diferencia entre redacción de contenido y copywriting. Aunque yo al final del artículo te pida una acción, como que te suscribas a mi boletín, el objetivo es informar.

Un redactor de contenido suele trabajar o por su cuenta o para empresas que le encargan textos. Los textos de un redactor de contenido buscan engagement con la audiencia de la empresa y ayudar al posicionamiento global de la empresa.

¿Cuánto cobra un redactor de contenido?

Aunque esto lo decides tu, un redactor de contenido suele cobrar por palabras, ya que para lo que se le contrata es para generar contenido: a más contenido, más se puede ganar. Ese contenido creado, por cierto, suele no estar firmado por el redactor.

Un redactor de contenido debe controlar aspectos de SEO, elaborar un calendario editorial para cada blog en el que trabaja, enfocarse en el medio plazo y la redacción continuada (cada semana, cada 15 días…) y prepararse para una dura competencia.

Copywriting

Un copywriter es aquel que crea contenido con el objetivo de vender. El texto creado por un copywriter quiere generar conversión, que ese texto acabe llevando al usuario a comprar o contratar los servicios que vende la empresa.

A diferencia de la redacción de contenidos, el copywriting no solo trabaja en el blog de la empresa, sino que lo hace en toda la web. Cada texto, por pequeño que sea, de una página corporativa, debe estar pensado por un profesional del copywriting para incrementar la conversión.

Si el redactor de contenidos debe dominar el SEO, el blogging y aspectos como este, el copywriter debe ser un maestro de la publicidad, la psicología y el lenguaje persuasivo. Esto demanda del copywriter más dedicación que el redactor de contenidos, porque debe conocer en profundidad el sector y la empresa para la cual trabaja.

¿Cuánto cobra un copywriter?

Los expertos coinciden también en señalar que el copywriting conlleva menos competencia por la dedicación y el dominio de la psicología y el lenguaje persuasivo que demanda. El trabajo del copywriting, al tener como objetivo principal, convertir una visita en ventas, debe ser más efectivo. Vamos, que se hace un poco más complicado.

En cuanto a la retribución del copywriting, los textos se venden por ‘unidad’. No se cobra por palabra, como en la redacción de contenidos, sino por trabajo realizad. Así que por cada trabajo concreto el copywriter cobra más, pero también le ha tenido que dedicar más tiempo que un redactor de contenido.

 

Y tu, ¿con qué te identificas? Yo soy claramente un redactor de contenidos. Déjame un comentario y así podemos compartir experiencias. Si lo deseas, puedes suscribirte a mi boletín usando el formulario a continuación.

Banner newsletter Adrian Caballero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.