Seis técnicas de persuasión para tu contenido

Cuando creamos contenido, tenemos un objetivo detrás. Conseguir más tiempo de estancia del usuario en nuestra web, que el contenido derive en una venta o el simple posicionamiento SEO son algunos de los objetivos más perseguidos. Para conseguir nuestros objetivos, desde el marketing nos dan algunas técnicas que nos permiten precisamente conseguir estos objetivos. Si no conoces la persuasión y las principales técnicas de persuasión, te enseñamos en este artículo cómo usarlos para tus contenidos.

¿Qué es la persuasión?

La persuasión es la capacidad o la habilidad para convencer a alguien de que haga algo que no tenía pensado hacer o que lo haga de una determinada manera que esa persona no había contemplado. La persuasión es el método para conseguirlo: a través del diálogo, dándole razones y argumentos. Es decir: la persuasión es convencer. Podría ser persuasión, por ejemplo, crear un contenido y convencer a alguien para que compre un producto o, sencillamente, se suscriba a ese contenido.

Para conseguir persuadir a un usuario, el experto Robert Cialdini, en su libro ‘Influencia: la psicología de la persuasión’, estableció seis claves para la persuasión que se han mantenido como un referente hasta nuestros días y que te detallamos.

  1. Compromiso

Defiende Cialdini que si alguien se compromete en público a hacer algo, se ve obligado a cumplir con ese compromiso. Ni que sea de manera inconsciente, los humanos tratamos de ser coherentes con nuestros actos y, por encima de todo, que se nos perciba como tales. Dicho de otro modo: si nos hemos comprometido con algo, lo haremos.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión en el contenido? Un ejemplo sería crear un contenido muy elaborado (un texto o vídeo largo, un podcast de análisis profundo, etc.) y, hacia el final del mismo, hacerle ver al usuario que está claro que tu contenido le gusta -porque se ha quedado hasta el final-, así que ¿por qué no suscribirse? ¿por qué no comprarte el libro que has escrito?

  1. Reciprocidad

De igual manera que los humanos tratamos de ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, también buscamos una especie de equilibrio: si alguien hace algo por nosotros, le debemos una y, de manera consciente o inconsciente, buscaremos la manera de devolvérselo. Por lo tanto, deberíamos encontrar la manera de darle al usuario ‘algo’. Porque el querrá devolvérnoslo. Eso sí, es importante que tú no se lo pidas a cambio. Porque entonces ya no sería reciprocidad.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Tu contenido puede ‘dar’ dos tipos de cosas al usuario: por un lado, le podemos dar consejos que le lleven, de manera directa, a algún tipo de recompensa (solucionar un problema, aprender algo concreto, etc.); por otro lado, podríamos incluso darles algo gratis, como descargar un eBook, una plantilla, etc. En cualquier caso, en ese mismo contenido tienes un call to action, como que se suscriban, que te compren algo, etc.

  1. Aprobación social

Esta es muy sencilla: si todo el mundo hace algo o a todo el mundo le gusta mucho algo, este usuario estará predispuesto a probarlo. Porque, si ese restaurante tiene cinco estrellas en las críticas de internet o ese canal de Youtube tiene dos millones de suscriptores, es muy difícil que falle si como allí o consumo su contenido.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? No olvides que uno de tus call to action sea conseguir que aquellos que son más fieles a tus contenidos te valoren con cinco estrellas, le den ‘me gusta’ o ‘like’ a tus contenidos, etc. Porque esta cuestión se vuelve capital tanto para conseguir esa ‘aprobación social’ que buscan los que no te conocen como también por un tema de posicionamiento SEO.

  1. Autoridad

Es obvio que si miles de personas te valoran con cinco estrellas, tu canal o blog gana autoridad entre los usuarios que buscan información de la temática que tú hablas. Pero autoridad también la tienen aquellos influencers y entidades más respetadas en el ámbito de tu temática. Así, el objetivo es ganarte la máxima autoridad para conseguir ser ‘respetado’ y, por lo tanto, atraer nuevas audiencias.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Sacando a relucir aquello que te pueda dar más autoridad: puede ser tu nivel de estudios en la materia de la que hablas, puede ser la colaboración con influencers, pueden ser premios ganados por tu canal o por ti mismo, etc.

  1. Simpatía

Los humanos nos sentimos más predispuestos a imitar a aquellas personas que nos gustan o con las que nos sentimos a gusto. Es decir, que si hacemos que la gente se sienta a gusto cuando consume nuestro contenido, tendremos un mayor poder de persuasión sobre esta gente.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? Muéstrate cercano y sé empático. Responde todos los comentarios y trata de mostrarte transparente. Involucra a tu comunidad al máximo en el contenido y conseguirás una implicación mayor, lo que te llevará también a más éxito en las llamadas a la acción

  1. Escasez

Otro de los principios de persuasión básicos para Robert Cialdini. Si creemos que algo se va a agotar pronto, tenemos un incentivo mayor a comprarlo. Si ponemos la etiqueta de escaso o advertimos que quedan pocas unidades de algo (o que quedan pocos días para apuntarse a lo que sea), se consigue un efecto llamada a comprar, registrarse, etc.

¿Cómo usar esta técnica de persuasión? A la hora de hacer un sorteo o vender alguna cosa, juega con este principio de escasez para conseguir una mayor movilización.

 

Como conclusión, podemos afirmar que los principios de persuasión de Cialdini, si bien son más propios del marketing que de la creación de contenido, tienen una derivada que nos podrá ayudar, especialmente en nuestras llamadas a la acción y siempre que tengamos objetivos concretos, como conseguir más suscriptores, vender unos productos concretos, etc.

¿Has probado, consciente o inconscientemente, alguno de estos principios? Cuéntanos tu experiencia en comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.