10 consejos sobre dónde colocar la palabra clave en tu blog

palabra clave blog

En más de una ocasión en este blog, así como en mis formaciones, he subrayado la importancia del posicionamiento en tu proyecto de contenido, especialmente en un blog, aunque también para un canal de Youtube, un podcast, etc. Hablamos de SEO y, más concretamente, de la palabra clave, tanto de la página web o el canal como de cada contenido en particular. En este post te quiero dar 10 consejos sobre dónde deberían estar esas palabras clave para mejorar el posicionamiento SEO  de tu blog.

Qué es una palabra clave

Una palabra clave no es solo una palabra. Es un concepto. Puede ser incluso una frase. Nos referimos a aquel concepto o frase por el cual la gente identificará nuestro contenido. Dicho de otra manera: la palabra clave es aquello que escribiría nuestro público objetivo en Google o el buscador de Youtube para llegar hasta nuestro contenido.

Está claro que cada persona es diferente, pero si establecemos un público objetivo concreto para nuestro contenido, el ejercicio de prever qué palabra clave usará en los buscadores se vuelve más sencilla. Por un lado, se trata de dar en el clavo con ese tipo de palabras clave. Por el otro, debemos ser eficaces a la hora de situar la palabra clave en sitios estratégicos de nuestra web y de cada contenido para conseguir maximizar nuestro posicionamiento. Así, cuando, efectivamente, el usuario introduzca esa palabra clave en el buscador, aparezcamos nosotros entre los primeros resultados.

10 sitios de la web donde debe aparecer la palabra clave

Aquí te dejo mis 10 consejos sobre dónde deberías asegurarte que esté la palabra clave para que tanto tu web en general como cada contenido en particular posicione mejor y consigas, por lo tanto, más visitas.

  1. En el título de la página. Es decir, en lo que llamamos ‘meta title’ y que puedes editar, sin ser gran experto, con WordPress (o cualquier otro CMS si los usas)
  2. En el titular (o H1). Por defecto, es el título que le has dado a la página o al contenido
  3. En alguno de los subtítulos (H2). Cuando pongas subtítulos o ladillos en tu texto, asegúrate, por un lado, que contienen la palabra clave y, por el otro, que esos subtítulos están en H2 o Título 2.
  4. En el primer párrafo. No olvides que el primer párrafo, más allá de para captar la atención del usuario, servirá también en el posicionamiento del contenido.
  5. A lo largo del texto. No hay que abusar, pero tu palabra clave debería aparecer un par o tres de veces más en el resto de los párrafos
  6. En negrita. En alguna de las ocasiones en las que introduzcas la palabra clave en tu texto, hazlo en negrita para reforzar la importancia
  7. En las etiquetas de las imágenes. Si usas un CMS como WordPress, podrás editar las ‘meta’ de cada imagen, pudiendo añadir información que será invisible para el usuario. En esa información no olvides poner la palabra clave
  8. En la URL. Edita la URL del post para que aparezca la palabra clave. Fíjate que la URL de este post está editada para que sea consejos-donde-colocar-palabra-clave-blog
  9. En el extracto. El subtítulo o extracto también se usa en los buscadores. Es la ‘descripción’ en el caso de Youtube o Twitch y también ayuda a posicionar
  10. En las etiquetas. Los famosos ‘tags’, que te ayudarán a posicionar también tu contenido al tiempo que ayudas a clasificarlo y a que sea más fácil de encontrar para los usuarios

 

Para ayudarte con el posicionamiento de tu web, te recomiendo, si usas WordPress, que descargues el plugin Yoast SEO. Es uno de los 8 plugins imprescindibles para un creador de contenido que ya comentamos en este otro post. Te invito a que lo visites y a que nos dejes un comentario con tu experiencia.

10 tipos de artículos para conseguir visitas a tu blog

conseguir visitas blog

Imagina tener un blog, con una temática definida y unos contenido enfocados y concretos. Pero no consigues atraer todas las visitas que te gustarían. Es posible que necesites una ayuda. Hay tipos de contenido que, sin ser más complicados de crear, son más atractivos para los usuarios y te pueden generar no solo más visitas, sino más tiempo de permanencia y, a la postre, mejor posicionamiento SEO. En este post quiero introducirte 10 tipos de contenidos para conseguir visitas en tu web

Aunque este artículo está pensado para ayudarte con tu blog, al leer algunas de las recomendaciones puedes pensar que te sirven si tienes otros tipos de contenido. Siéntete libre de adaptar estos consejos al contenido que tú estas creando. Y si tienes dudas sobre cómo hacerlo, deja un comentario para entre todos ayudarnos a mejorar. Vamos, en definitiva, con los tipos de artículos para atraer visitas.

 

1 Lista

Según el experto Jakob Nielsen, los usuarios leen en pantalla dibujando un patrón en F. Traducido: nuestros ojos aprecian que los contenidos digitales sean esquemáticos y estén bien organizados.

Y un listado de algo relacionado con tu temática puede ser una buena forma de presentar una información de manera esquemática, ordenada y atractiva.

¿Ser esquemático significa escribir poco y que la gente pase solo unos segundos en mi web? No, todo lo contrario. Solo es cuestión de ordenar la información y, así, conseguir que el usuario se interese y aguante hasta el final del artículo.

 

2 Tutoriales, guías y how to

Seguro que dentro de la temática de tu contenido, hay cosas que dominas. De eso podrías hacer tutoriales o guías que centenares de personas, sino miles, están buscando en Internet. De nuevo, se trata de hacerlo en un formato esquemático, ordenado y agradable a la vista.

Otro truco es pensar en los problemas que se pueden encontrar aquellos que empiezan en donde tu eres ya un referente (¿qué problemas tenías tú al principio?). Con cada problema podrías hacer un artículo sobre cómo solucionarlo. Es lo que se llama un how to. La de veces que habré buscado en Google cuántos minutos cocer un huevo o una patata o cómo limpiar unos filtros.

 

3 Comparativas

Dependiendo del tipo de contenido en el que te enfoques, es posible que te resulte muy interesante crear artículos donde compares productos, servicios o cualquier cosa que se te ocurra. Incluso puedes dejar volar la imaginación y hacer comparativas de lo más originales. Cuanto más originales, más destinadas a tu comunidad. Cuanto más objetivas y actualizadas, más capacidad para atraer gente que no te conoce.

 

4 Entrevistas

Si tienes acceso a personas que pueden ser interesantes por la temática de tu blog, está bien intentar entrevistas con ellos. Eso te aportará visitas por dos motivos: el primero, porque tendrás un contenido 100% original (porque “esa” entrevista nadie la tiene); el segundo, porque esa persona a la que entrevistas moverá el artículo por sus redes sociales, con lo que todos sus seguidores, si no te conocían, ahora sabrán quién eres.

 

5 Vídeos

Sí, se trata de un blog, pero puedes subir vídeos. Incluso aquellos que ya has publicado antes en tu canal de Youtube o Twitch. Creas un post con algo de texto para dar contexto al vídeo pero donde el centro de atención es precisamente el vídeo. ¿Sabes qué ganas con todo esto? Tiempo de estancia en tu web, porque la gente se pasa los minutos que dura el vídeo en tu web. Esto te ayudará al posicionamiento SEO de la web.

 

6 Infografías interactivas

Puedes explicar prácticamente cualquier cosa gracias a infografías. No te preocupes si no tienes experiencia. Existen herramientas como Infogram o Flourish que te permiten hacer virguerías con 0 experiencia. Crea toda una historia de manera muy visual y dando la oportunidad a los usuarios que te visiten de ‘tocar’ y personalizar la información. Esto implica contenido original y, de nuevo, tiempo de estancia en la web.

 

7 Podcast

Sigue una lógica parecida a la del vídeo. Esta estrategia la uso de manera continua con mi podcast, Simple Política. Si visitas mi web podrás ver que todos los episodios que tiene el podcast están subidos también a la web. Se pone el reproductor junto a un poco de texto que describe el tema (yo me ayudo del guion que me preparo previamente) y ya tienes un contenido atractivo que la gente podrá consumir o bien en audio o bien leyendo el texto.

 

8 Infoproducto

De los infoproductos te he hablado en otros posts y, por resumirlo, se trata de productos digitales que creamos una vez pero que podemos vender o regalar a nuestros usuarios. Me refiero a ebooks, presentaciones, plantillas… lo que se te ocurra y creas que puede interesar a quienes llegan a tu web.

Pues bien: para presentar y animar a la gente a comprar/descargar el infoproducto que decidas crear, necesitas un artículo con cara y ojos, donde un buen texto sea la presentación necesaria para atraer usuarios.

 

9 Últimas noticias

Aunque puede que no tengas tiempo para dedicarte a seguir las últimas tendencias y las noticias al minuto, si te lo puedes permitir, puedes atraer muchas visitas siendo de los primeros en publicar y comentar la actualidad del sector o el tema en el cual esté enfocado tu blog. Está claro que nunca serás el primero en dar una noticia política, pero quizás sí de los primeros en darla si tu temática va de juegos de mesa, un deporte minoritario o moda deportiva.

 

10 Recursos y otras webs

Suena contraintuitivo pero no lo es. De la misma manera que atraerás muchos usuarios con un artículo donde les solucionas un problema, también conseguirás fidelidad, muchas visitas y hasta un buen posicionamiento si creas artículos donde la solución pasa por una lista con las “mejores webs para XXX”.

 

¿Has probado alguno de estos contenidos? ¿Cuál es tu experiencia? Cuéntamelo en comentarios.

Tres ideas para monetizar un blog

monetizar blog ganar dinero blog

Si dejas de crear contenido, cierras tu blog o tu canal, suele ser porque te frustra no tener suficientes visitas, no encontrar réditos, tener pocos comentarios, etc. Decenas de blogs y canales quedan abandonados por esos motivos. Los empiezas con ilusión, pero sin rumbo. Lo que a ti te gustaría es poder ganar dinero con tu blog o con cualquier contenido. Si quieres saber como monetizar un blog, en este post te voy a dar tres alternativas.

Primero quiero que sepas que mi experiencia analizando medios, entrevistando periodistas y testeando por mi cuenta me dicen que estas tres opciones de ganar dinero con el contenido funcionan. Eso sí, lo segundo que debo decirte es que los resultados (económicos) no llegan de hoy a mañana. Cualquiera de las opciones es viable, tan solo debes elegir la que mejor se adapte a tu proyecto. Y recuerda: esto es solo un post para darte ideas, abrirte la mente y aportar inspiración. Está claro que en pocos párrafos no te puedo enseñar cómo ganar dinero con tu contenido. Por algo creé un curso.

Cómo ganar dinero con un blog

Basado en mi experiencia, comentaré tres vías interesantes por las cuales se puede generar dinero a través de tu contenido.

  • Publicidad

La más simple y directa de las vías. La que, seguro, más conoces. Es posible que hasta hayas introducido anuncios con Google Ads en tu blog… pero con resultado decepcionante. Si antes te pedí paciencia para generar ingresos con tu blog, en el caso de la publicidad, te pido el doble de paciencia. El modelo de negocio es sencillo: generas muchas visitas y eso te lleva a cobrar más por la publicidad. La forma más sencilla de insertar publicidad en el blog es a través de Google Ads, que incluso puedes integrar en WordPress a través de un plugin.

Ventaja de la publicidad: No te complicas la vida. Tu sigues haciendo contenido y atrayendo visitas y el dinero te viene ‘solo’

Inconveniente de la publicidad: El trabajo está en captar a tu público (contenido exclusivo, temática long tail, posicionamiento SEO…) y es un trabajo con resultados en el medio y largo plazo

 

  • Suscripción al contenido

Quizás creas que es imposible que alguien pague por leer lo que tu escribes. Eso no es del todo así. Verás: la experiencia me dice que si te enfocas en tu tema muy (MUY) concreto, tu blog puede acabar convirtiéndose en una referencia para unos pocos que están realmente interesados en ese tema. Sí, son unos pocos. Pero tan interesados que podrían llegar a pagar por no perderse tus contenidos. Hablamos desde algo relacionado con tu sector profesional a un entretenimiento (como un blog sobre un videojuego concreto que encima no es ni de los más conocidos).

Si usas un CMS (como WordPress o Drupal), tener un sistema de suscripción cada vez es más sencillo porque ya no requiere ni de conocimientos técnicos (hay algún que otro plugin), aunque si te ayuda un profesional, mejor. La idea es que puedas cerrar toda tu web o una parte para los ‘usuarios registrados’ (que pagan un dinero al mes).

Ventaja de la suscripción: Los suscriptores son más fieles y puedes contar con su dinero a final de mes. En la publicidad, en cambio, todo es más volátil y depende de las visitas recibidas.

Inconveniente de la suscripción: Cultivar una comunidad y hacerla pagar no es sencillo. Debes encontrar ese tema long tail y no soltarlo. Convertirte en la referencia de ese tema. Eso lleva tiempo y debes meterle horas y pasión.

 

  • Generar leads y afiliados

Podría hablarte de Patreon, crowdfunding y otras técnicas para monetizar contenido pero prefiero hablarte de lo que para mi es un término medio entre el volumen de visitas que necesita la publicidad y la fidelización de la suscripción. Sin necesidad de tantas visitas, y más enfocado en un tema, tu blog puede contener artículos específicos que den respuesta a problemas específicos de la gente. Cuando acuden a ti, estos usuarios buscan respuestas concretas. En tu blog, puedes aprovechar para obtener leads, esto es: conseguir que el usuario realice una acción, como comprarte un producto, un curso o visitar tal o cual página.

Ligado con esto tenemos el tema de los afiliados. Hablemos, por ejemplo, de Amazon Afiliados. Imagina que tu blog va de yoga y recomiendas libros sobre yoga o esterillas para practicar yoga. Podrías recomendar tres o cuatro y enlazar a Amazon. Si la gente compra viviendo de tu web, te llevas un porcentaje de la venta. Así de sencillo.

Ventajas de los leads y afiliados: No te preocupas tanto de las visitas sino de crear contenido específico para invitar al usuario a realizar tal o cual acción. Además, un post de afiliados puede ser compatible con un anuncio.

Inconvenientes de los leads y afiliados: Por un lado, un lead no es una venta (por lo que no estamos ganando dinero) y los afiliados siempre dependen de terceros: ellos deciden qué porcentaje de venta nos dan, ellos deben acabar convenciendo al usuario de que compre, etc.

 

¿Quieres que haga otro post con más modelos de monetizar contenido digital? Déjame un comentario y explícame qué te gustaría saber sobre ganar dinero con tu blog.

¿Cómo conseguir más comentarios en tu contenido?

conseguir mas comentarios blog youtube redes sociales

Recibas los que recibas, siempre quieres más comentarios en tus publicaciones. Es normal, a todos nos pasa. Pero, ¿cómo recibir más comentarios?. No hace muchos años, los comentarios en un post o en un vídeo en Youtube eran símbolo de calidad. Ahora, que preocupa aún más ‘conectar’ con el usuario, los comentarios refuerzan el vínculo con nuestros seguidores.

Un día me cansé de estar frustrado por no recibir comentarios ni en el blog ni en redes sociales, así que empecé a investigar y experimentar. Con el tiempo he comprobado que hay cinco técnicas para conseguir más comentarios tanto para tus contenidos como en redes sociales. Aquí te las presento y espero tus comentarios sobre tu experiencia.

Guía para conseguir más comentarios

Te voy a presentar cuatro técnicas que me funcionan habitualmente para incentivar la participación de los seguidores y hacer crecer el engagement. No todas te van a encajar en todo lo que hagas. Pero siempre hay espacio para probar una o dos y ver los resultados.

Usa temas de actualidad

Si el tema general de tu blog, canal de Youtube o perfil de la red social te lo permite, usa temas de actualidad. Llévatelos a tu terreno, claro está, pero intenta, como mínimo, usar un detalle de actualidad (algo que sale en las noticias, que es trending topic o muy comentado en tu país).

De la misma forma que la gente quiere decir la suya sobre los temas más ‘candentes’, querrán hacer lo mismo con tu contenido. Cuando creo algún contenido relacionado con una noticia reciente o algo que ha sucedido hace poco, suelo recibir más interacciones (desde likes a comentarios). Eso sí: la actualidad caduca, así que es una estrategia a corto plazo.

Identifica una preocupación o problema concreto

La idea es conseguir una conexión con tu audiencia. Se supone que conoces bien a tu público objetivo. Así que sabes por qué acuden a tu contenido: qué problemas tienen en su día a día, qué consecuencias sufren por ello, etc. Pues en cada uno de tus artículos dedica las primeras líneas a señalar con detalle tanto el problema que vas a resolver como las consecuencias que tiene.

Sí, es algo que tus seguidores ya conocen. Pero necesitas señalarlo porque lo que aún no saben esos seguidores es lo bien que conoces ese problema. Cuando consigues demostrar que has “estado ahí” (donde ellos están ahora) se genera una conexión que, por un lado, te hace ganar credibilidad y, por otro, les incentiva a comentar: sea para felicitarte por el artículo, pedirte más consejos o explicarte más sobre su caso.

Deja con ganas de más

No me refiero a dejar tu contenido a medias. Algo que funciona bastante para conseguir más comentarios es, en determinados momentos de tu contenido, no querer entrar en demasiados detalles de lo que sea que estés explicando “por no alargarme innecesariamente” y, en ese momento, invitar a tus seguidores a que, si quieren saber más sobre ello, te lo pidan en comentarios.

Yo esto lo uso en varios tipos de contenido. Puedo estar hablando de aplicaciones para transcribir audios y, llegado el momento, para de dar ejemplos e invito a que, si alguien quiere más apps, me lo pida. O puedo, simplemente, invitarte a ti a que si quieres más ejemplos sobre esta técnica, me lo hagas saber en comentarios 😉

Pedir ideas para próximos contenidos

Esto lo hago sí o sí en mis canales de Youtube y en mi podcast Simple Política. No hay episodio que no acabe con una referencia a los comentarios o a mi formulario de contacto para que cualquiera me diga de qué le gustaría que hablase en próximos vídeos o podcast.

Funciona porque le das la oportunidad a tus seguidores de que elijan los temas que querrían que tocases (siempre con tu filtro para no desviarte de tu objetivo). Cuando hagas un tema propuesto por un seguidor, señálalo para que, cuando vuelvas a pedir ideas, los usuarios sepan que les haces caso.

Pide su participación

Así de simple. Al final de tu post o vídeo, pide a los usuarios que participen en comentarios. Suele funcionar mucho mejor si usas cualquiera de las estrategias anteriores. Pero si no sabes cómo, existe también una forma eficaz de conseguir sus comentarios: una pregunta. Algo sencillo, relacionado con tu contenido.

En el caso de este post, podría acabar preguntando “Y tu, ¿qué diferencia crees que hay entre ese contenido que te generó varios comentarios y los que no suelen darte resultado?”. Lo que intento con la pregunta es que reflexiones y que compares los consejos que te he dado con lo que haces habitualmente.

Estos son los cinco trucos que uso en mi día a día para generar más comentarios en mi contenido. Por favor, déjame en comentarios cualquier otra técnica o ‘truco’ que a ti te funcione. Si algo he aprendido es que no hace falta ser experto de nada. Solo ir probando y compartiendo lo que le funciona a cada uno.

¿Qué diferencia hay entre la redacción de contenidos y el copywriting?

Si te dedicas (o te gustaría hacerlo) a crear contenido, especialmente crear textos, estarás en el debate sobre si redactas contenidos o haces copywriting. Pero ¿realmente hay diferencia entre redacción de contenidos y el copywriting? Sí que la hay, y es necesario que conozcas la diferencia para saber a qué quieres dedicarte y qué vendes a tus clientes.

Existen diferencias entre los dos conceptos, pero no solo por el significado que hay detrás.  El trabajo de un redactor de contenidos es diferente del trabajo de un copywriter. A continuación, vas a poder hacerte un idea de cada uno de los trabajos, para que puedas decidir qué es lo tuyo y a qué te gustaría dedicarte.

Redacción de contenido

La redacción de contenido, por ser simple, es lo que yo hago en este blog. Se basa en la información. Escribes texto o creas contenido con el objetivo de informar, de aportar valor como principal meta.

Un buen ejemplo de la redacción de contenido es el artículo que estás leyendo. El principal objetivo del post es informarte, es que sepas mejor que antes la diferencia entre redacción de contenido y copywriting. Aunque yo al final del artículo te pida una acción, como que te suscribas a mi boletín, el objetivo es informar.

Un redactor de contenido suele trabajar o por su cuenta o para empresas que le encargan textos. Los textos de un redactor de contenido buscan engagement con la audiencia de la empresa y ayudar al posicionamiento global de la empresa.

¿Cuánto cobra un redactor de contenido?

Aunque esto lo decides tu, un redactor de contenido suele cobrar por palabras, ya que para lo que se le contrata es para generar contenido: a más contenido, más se puede ganar. Ese contenido creado, por cierto, suele no estar firmado por el redactor.

Un redactor de contenido debe controlar aspectos de SEO, elaborar un calendario editorial para cada blog en el que trabaja, enfocarse en el medio plazo y la redacción continuada (cada semana, cada 15 días…) y prepararse para una dura competencia.

Copywriting

Un copywriter es aquel que crea contenido con el objetivo de vender. El texto creado por un copywriter quiere generar conversión, que ese texto acabe llevando al usuario a comprar o contratar los servicios que vende la empresa.

A diferencia de la redacción de contenidos, el copywriting no solo trabaja en el blog de la empresa, sino que lo hace en toda la web. Cada texto, por pequeño que sea, de una página corporativa, debe estar pensado por un profesional del copywriting para incrementar la conversión.

Si el redactor de contenidos debe dominar el SEO, el blogging y aspectos como este, el copywriter debe ser un maestro de la publicidad, la psicología y el lenguaje persuasivo. Esto demanda del copywriter más dedicación que el redactor de contenidos, porque debe conocer en profundidad el sector y la empresa para la cual trabaja.

¿Cuánto cobra un copywriter?

Los expertos coinciden también en señalar que el copywriting conlleva menos competencia por la dedicación y el dominio de la psicología y el lenguaje persuasivo que demanda. El trabajo del copywriting, al tener como objetivo principal, convertir una visita en ventas, debe ser más efectivo. Vamos, que se hace un poco más complicado.

En cuanto a la retribución del copywriting, los textos se venden por ‘unidad’. No se cobra por palabra, como en la redacción de contenidos, sino por trabajo realizad. Así que por cada trabajo concreto el copywriter cobra más, pero también le ha tenido que dedicar más tiempo que un redactor de contenido.

 

Y tu, ¿con qué te identificas? Yo soy claramente un redactor de contenidos. Déjame un comentario y así podemos compartir experiencias. Si lo deseas, puedes suscribirte a mi boletín usando el formulario a continuación.

Banner newsletter Adrian Caballero

¿Qué son las palabras clave del blog?

Cuando se trata de crear contenido, especialmente si es un blog, buscamos en Google y Youtube cómo empezar un texto y todos nos dicen los mismo: debes tener claras las palabras clave. Pero, ¿qué son las palabras clave? En este artículo encontrarás todo lo que necesitas para encontrar las palabras clave de tu blog y de cualquier artículo que escribas.

Para empezar, debes saber que hay una diferencia entre las palabras clave del blog y las palabras clave de un artículo. Te explico: cuando hablo de ‘tu blog’ me refiero a la página web donde tienes ese blog. Puede que tengas una web que no tiene nada más que artículos o es la web de tu marca o empresa donde, además del blog, tienes un ‘quienes somos’, los servicios que ofreces, etc. Da igual cual sea tu caso: hablemos de que hay una web (con unas palabras clave determinadas) y varios artículos (cada uno con las suyas).

Palabras clave del blog

Hablemos de las palabras clave de la web. Tu blog o tu marca se enfocan en un tema o sector determinado, ¿verdad?. Por ejemplo, esta web es mi web de marca personal, y se enfoca en mi especialidad, la creación de contenido. Pues ahí lo tienes: la principal palabra clave de mi web es “creación de contenido”. Pero también lo serían “redacción profesional” y “redacción de textos”, entre otras.

Ahora te estarás preguntando: ¿dónde debo poner las palabras calve de la web? Deben estar, sí o sí, en el título y descripción de la web (en WordPress está en Ajustes/Generales). Esto es lo que ves arriba, en el navegador, cuando entras en la web. Sería bueno también que incluyas alguna de esas palabras clave en las categorías y/o las secciones de la web. Todas las secciones que te comento son lo primero que revisa Google de tu web, así que si quiero salir de los primeros cuando alguien busque “creación de contenido”, más vale tener eso controlado.

Ahora hablemos de las palabras clave de un artículo. De nuevo, pongo esta web como ejemplo: tenemos “creación de contenido” como palabra clave principal de la página pero… ¿es también la palabra clave de este post? Obvio: no. Aunque suene irónico, en este caso la palabra clave de este artículo es “palabra clave blog”. También podría serlo “palabra clave web” o “donde encontrar palabras clave”. ¿Ves por donde voy? La palabra clave de un artículo es esa que más se repite y que concentra el tema central.

Si quiero que alguien encuentre mi web o mi marca, pienso en las palabras clave de la web. Pero cada artículo tiene (y debe ser así) una palabra clave diferente, para que no solo lleguen a nosotros con “creación de contenido” (por ejemplo) sino también con otros conceptos relacionados, como, en este caso, “palabras clave blog”.

Y ahora toca responder a ¿dónde poner las palabras clave del artículo? Sencillo: en el artículo. Como puedes repasar en otros artículos sobre el tema, las palabras clave deben estar en el título del artículo, en la descripción y en el primer párrafo. Intenta repetirla en algún momento en forma de ‘titulillo’ y subrayar en negrita por el texto. Además, no olvides de incluir tus palabras clave como ‘etiquetas’ del artículo.

Como te decía al inicio, en este artículo has podido conocer mejor el concepto de palabras clave y dónde deberás incluirlas en tu blog y en tu web. Si quieres más contenido así, suscríbete gratis a mi newsletter de creación de contenido rellenando tus datos en este formulario.

Banner newsletter Adrian Caballero

¿De qué voy a hablar en mi blog?

Cuando creamos un blog profesional, parece que tenemos muy claro de qué queremos hablar. Yo, por ejemplo, soy experto en redacción y creación de contenido. Así que la temática en mi caso parece clara. Pero no. Pronto te encuentras con que tus ideas son demasiado generales, que se acaban pronto los temas que tenías en la cabeza y con que estás haciendo lo mismo que ves en Google o en otros blogs.

En este artículo te cuenta mi experiencia para salir de ese bucle y encontrar temas de los que hablar, disfrutando como un experto y consiguiendo visitas.

Qué puedes aportar

Esa es la cuestión principal. Y tu, ¿de qué sabes? ¿En qué eres experto? No hace falta que sea algo muy concreto. Incluso pueden ser varios temas. Lo importante es que pienses en temas, sectores profesionales o ámbitos de la vida en las que consideres que tienes algo que aportar. Incluso seguro que mientras lees esto piensas en esas buenas ideas que has tenido para un blog sobre… Apúntalo.

Divídelo en aportes más pequeños

Ahora que ya sabes qué temas te inspiran, aquellos sobre los que más dominas y te gustaría escribir… divídelos. Es decir: si en el paso anterior no importaba que fueses muy genérico es porque ahora toca concretar. Dentro de ese tema que dominas, ¿cuál es tu fuerte? ¿Dónde tienes más experiencia?

Puede que dudes sobre cómo se sabe algo así, pero, si te ayuda, piensa en esas ideas que has tenido para escribir en tu blog, o en las que ya has escrito. Piensa en cosas parecidas… en el tema en común de todas ellas.

Mira mi caso: antes he dicho redacción y creación de contenido. Vale, pues casi todos mis artículos van o bien de cómo crear contenido (tener ideas, ordenarlas, etc.) o cómo hacer más atractivo un texto (titular, lenguaje persuasivo, etc.). He cogido mis ideas generales y las he concretado en temas más pequeños.

Lo mejor de todo es que de los ejemplos que te he puesto entre paréntesis puedo crear diferentes posts para el blog. Así que, al haberlos dividido en trozos más pequeños, mis temas generales (redacción y creación de contenido) se han convertido en decenas de temas.

Googlea

Una vez has encontrado esos temas concretos sobre los que te quieres poner a escribir ya, ves a Google y haz una búsqueda activa sobre todo lo que se hable de ellos. Seguro que encontrarás otras personas y empresas que en su blog han tenido la misma idea que tu.

Revisa los primeros 10 resultados que te parezcan que pueden explicar lo mismo que tú ibas a contar. ¿Puedes mejorar lo que dicen? ¿Hay cosas que no cuentan? Si puedes aportar algo nuevo, ya tienes tu tema.

De nuevo, me pongo como ejemplo: te hago un artículo sobre cómo conseguir ideas para hablar en un blog. Si tu las buscas en Google encontrarás artículos que incluso te recomiendan temas para blog. Así que descarto hacer un “ideas que están de moda para blog” y me enfoco en algo que, por experiencia, se que funciona: estos cuatro pasos que estás leyendo.

Si no puedes superar lo que ya hay en Internet…

Antes de darte el último consejo déjame decirte que es complicado que no puedas superar lo que se habla de un tema. Es decir: sí, vale, todos tus temas, cuando los pones en Google, tienen decenas de entradas de blog parecidas.

¿Las has mirado bien? Es tu tema preferido, el que más te inspira… ¿estás segur@ que no puedes añadir, contradecir o crear un tema paralelo? Seguro que sí. Fíjate también en cuándo se escribió ese artículo. Quizás necesita una actualización

Como mínimo, puedes tratar de darle un enfoque que nadie o muy pocos se hayan atrevido. Piensa que Internet es una cuestión de posicionamiento: si tu competencia tiene un blog cutre en el que no cuida el SEO o que no actualiza el contenido, tienes una oportunidad.

Pero cuando lo veas todo negro y creas que ya ha cientos que se te adelantaron, recuerda que hay algo que el resto no tiene: tu experiencia. Eso también es un tema. Fíjate de nuevo en mi: lo que yo hago con este blog, con mi canal de Youtube y el resto de contenido se basa, en una parte importante, en hablar de mi experiencia.

Si te doy estos consejos es porque a mi me funcionaron para este blog. Si otro día hablo de los primeros pasos para redactar algo es porque fueron mis primeros pasos y los que recomiendo a mis alumnos de la universidad. Así con todo.

Da igual a qué te dediques o la mucha o poca experiencia que tengas. Si tienes mucha, tendrás muchos temas de los que hablar. De nuevo, el truco está en coger toda tus ideas y experiencia y dividirla en ‘trozos pequeños’. ¿Eres casi un recién llegado o muy joven para tener mucha experiencia que contar? Pues innova: crea contenido explicando cómo se deben hacer las cosas hoy en día porque eres joven y puedes aportar un punto de vista diferente.

Ya lo se. Lo que digo son obviedades. Cosas genéricas sin centrarme en ningún sector. Y seguro que de lo que tu quieres hablar es específico. Pero si has llegado hasta aquí estoy seguro de que en más de una ocasión tu cerebro ha relacionado alguno de mis consejos (o ejemplos sobre mi vida) con tu situación. Eso es porque funciona.

Estoy tan convencido de que funciona que si después de leer el artículo sigues como al principio (pero enfadado conmigo por el tiempo perdido), envíame un mensaje a través de mi formulario de contacto, explícame tu caso particular y te ayudaré a encontrar la inspiración. Así de sencillo.