Cinco CMS alternativos a WordPress

cms tipo wordpress

Si tú, como yo, has confiado siempre tus webs y la gestión de tus blogs en WordPress, es normal que asuste un poco cambiar. WordPress es el sistema de gestión de contenidos (más conocido por CMS) más famoso y usado del mundo. Pero, ¿sirve para cualquier tipo de proyecto? ¿Podemos buscar algo mejor? En este artículo te presento cinco CMS tipo WordPress por si te planteas cambiar.

¿Qué es un CMS?

Empecemos por el principio. WordPress es el CMS más usado. Pero, ¿qué es exactamente un CMS? Es un gestor de contenidos, es decir, un sistema que instalas en tu página web y que te permite gestionarla por completo, aunque, por encima de todo, el CMS a lo que te ayuda es a gestionar el contenido que crees para la web.

Es un excelente sistema para los que no tenemos mucha idea de programación o gestión web, ya que un CMS es una herramienta bastante intuitiva y ‘para todos los públicos’. Quizás WordPress es el CMS más usado porque, a través de sus plantillas, te permite crear una web de aspecto profesional en cuestión de minutos y editar hasta el mínimo detalle es sencillo.

Dicho esto, es momento de presentar otros gestores de contenido, del estilo de WordPress, pero que ofrecen otras características que, según el proyecto que gestiones, quizás te puedan resultar más interesantes

CMS tipo WordPress

Aquí te he listado cinco alternativas a WordPress que considero que pueden funcionar igual o mejor, según el proyecto que tengas entre manos. Te soy sincero: soy un amante de WordPress y es el que más uso, pero en un momento u otro he experimentado con las cinco alternativas que te presento.

Drupal

Curiosamente comencé profesionalmente con este CMS. Tiene un aspecto algo menos intuitivo que WordPress pero sus funcionalidades son incluso mayores. Es un CMS de código abierto, así que cualquier persona puede contribuir a su mejora y actualización, así como para crear todo tipo de widgets y aplicaciones. Te permite controlar y personalizar todo tipo de publicaciones, controlar al detalle los usuarios de la web y sus permisos, crear webs multilingües de manera sencilla y te aporta seguridad de primer nivel. Está considerado uno de los ‘tres grandes’ de los CMS existentes

Joomla

Junto con WordPress y el ya comentado Drupal, es el otro de los ‘tres grandes’. Como Drupal, se queda corto en cuanto a ‘amistosidad’ y no es tan intuitivo como WordPress. Pero es más flexible si eres creador de contenido, porque tiene muchas más opciones para gestionar publicaciones de texto, pero también imágenes, o vídeos, podcast, etc. Por otro lado, Joomla supera al resto de CMS en la gestión de usuarios, lo cual es muy útil si tu página web se basa en miembros de pago y debes gestionar los permisos de cada uno.

Typo3

No es el más recomendable si no tienes ni idea de programación o desarrollo, porque necesitarás algo de conocimientos en diferentes lenguajes. De todas maneras, te recomiendo Typo3 si tienes un sitio web empresarial, para el cual necesitas una intranet donde varios trabajadores van a tener su espacio, así como si necesitas la opción de crear y ampliar nuevos servicios y espacios. Además, a diferencia de WordPress, con una sola instalación puedes controlar varios sitios web, así que también es buena idea si tienes varios proyectos entre manos.

Serendipity

Ahora una recomendación para blogs pequeños. Sencillo, sin opciones complejas y fácil de usar para cualquier tipo de usuario. Además, es ligero, con lo que tu blog se cargará rápido. Tiene la posibilidad de instalar temas y plugins, como cualquier web en WordPress, con lo que sería algo así como el Worpdress para los pequeños proyectos o blogueros independientes.

Shopify

Más conocido que otras opciones de la lista, lo dejo para el final porque este CMS es muy bueno pero para un tipo de proyecto concreto: los e-commerce. Seguro que alguna vez habrás escuchado o leído que Shopify es el WordPress de los que quieren una tienda online. La plataforma te crea la web y te instala todas las opciones que necesites: todas las páginas de la tienda, la pasarela de pago, la gestión de la información del comprador, etc. Eso sí, para conseguir sacar provecho de Shopify, tendrás que pagar, ya que solo tienes 14 días de prueba gratuitos

Y tú, ¿qué CMS usas? Deja tu comentario para que todos los que lleguen a este artículo conozcan tu experiencia con los CMS y descubran quizás alguno otro tipo WordPress.

8 plugins de WordPress ideales para creación de contenido

plugins wordpress creacion contenido

Si usas WordPress como tu CMS para crear contenido en tu web, sabrás que, sin aprender a programar ni entender al 100% el funcionamiento de todas las herramientas de las que dispone WordPress, existe el maravilloso mundo de los plugins, pequeñas aplicaciones que podemos instalar en nuestra web y que nos facilitan muchas acciones: desde tener un formulario de contacto a controlar el spam en los comentarios. En este artículo quiero listarte ocho plugins de WordPress que siempre instalo en webs donde haya que crear contenido.

De la mayoría de los plugins hay varias versiones, creeadas por diferentes desarrolladores y empresas. La idea no es tanto que te bajes e instales la que yo digo sino que sepas que existe un plugin que puede hacer tal cosa por ti. A partir de ahí, instala el plugin que creas mejor se adapta a ti. Eso sí, mucho cuidado con instalar demasiados plugins. Harán más lenta la carga de tu web y, en un caso extremo, podrían incluso provocar un fallo que no permita ni conectarse a ella.

Pero estos ocho plugins los tengo instalados en mi web y, si estás leyendo esto, es porque los tengo actualizados y no son incompatibles. Así que toma nota de los mejores plugins de WordPress para crear contenido.

1 Editor clásico

Desde hace años, WordPress actualizado la interfaz de creación de contenido, lo que WordPress llama ‘Entradas’. A mucha gente le gusta la nueva interfaz y dicen que es más sencilla e intuitiva. Pero yo no soy de esos. Y me consta que somos muchos millones de nostálgicos. Por ello existe un plugin llamado Editor clásico que lo que hace es convertir tu editor de entradas en el ‘de toda la vida’. No afecta en absoluto a nada que tengas ya creado y no afecta a tu web.

Se actualiza con relativa frecuencia y tiene más de cinco millones de instalaciones activas así que ya puedes imaginar la de gente que prefiere el editor anterior. Si algún día te cansas y prefieres volver al editor Gutenberg -nombre que le dieron al ‘nuevo’-, solo tienes que desactivar el plugin.

2 Akismet Spam

El nombre ya lo dice. Va de spam. Si estás cansad@ de recibir un montón de notificaciones sobre comentarios en tus contenidos que al final resultan ser spam, instálate Akismet Spam. Lo uso desde hace años y, aunque la versión gratuita es algo más reducida, sirve para lo más importante: detectar automáticamente todo lo que es spam, llevarlo a la carpeta de spam y que ni salga publicado ni a ti te lleguen notificaciones como si recibieses más comentarios que el diario más leído del país.

Solo necesitarás un correo electrónico y, a la hora de ‘pagar’, seleccionar la opción de 0€/año. Es importante tener en cuenta que si eliges la opción gratuita, Akismet te pide que te comprometas a ‘no ganar dinero’ con tu web, ni siquiera poniendo publicidad. Pero, si no tienes un bloqueador de anuncios, es posible que leyendo esto te hayas encontrado algún anuncio.

3 Contact Form 7

Si te soy sincero, no tengo ni idea de porque lleva un 7 al final, pero este plugin es el plugin más sencillo -y uno de los más usados- para la creación de formularios de contacto. Como seguramente tendrás una sección de contacto en tu web, una manera de vehicularlo todo sin publicar tu correo electrónico (que sabemos se llenará de spam), puedes crear un formulario de contacto con este plugin, configurarlo todo casi de manera automática y conseguir así que cuando alguien contacte contigo te llegue un correo automático donde tendrás el nombre de la persona, el correo, el mensaje… y cualquier otro ‘campo’ que le digas a Contact Form que cree.

4 Yoast SEO

Si creas contenido, el SEO es súper importante. Se trata de posicionar bien cada post para que sea el más leído. Para eso una de las mejores herramientas, y la que más uso yo, es Yoast SEO. Su versión gratuita te instala un ‘cuadro’ que aparecerá en el editor de texto, debajo del campo blanco donde escribes el texto. Cuando acabes de crear el contenido, y antes de publicar, revisa este ‘cuadro’.

En él, puedes sugerir al plugin cuáles son tus keywords y, con esto, Yoast SEO iluminará un semáforo y lo pondrá en verde, ámbar o rojo en función de qué tan bien estás posicionando el artículo. Por supuesto, no se queda ahí la cosa, porque el plugin te dirá exactamente qué te falta para que el posicionamiento sea aún mejor. Así, puedes mejorarlo al máximo para conseguir un mejor rendimiento en buscadores.

 

Desde hace tiempo, además, Yoast SEO incorpora una pestaña de ‘legibilidad’ que, como la de SEO, funciona con un semáforo y unas indicaciones, en esta ocasión para aconsejarte sobre cómo de fácil se lee tu texto. Recuerda: cuanto más fácil y cómodo de leer, más tiempo pasa el usuario en tu web.

6 Add to Any Share Buttons

Es posible que el ‘tema’ que usas en tu WordPress ya incorpore los típicos botones para compartir el artículo en redes sociales. Pero, si no es así, te recomiendo Add to Any Share Buttons. Una vez instalado, es sencillo configurar qué iconos quieres mostrar -es decir: en qué redes sociales se podrá compartir- y dónde se colocará esa barra de iconos en cada post.

Es una función típica que vemos en muchos blogs y hasta en los medios de comunicación, ya que facilita al usuario compartir nuestro contenido. Y qué mejor noticia que un usuario compartiendo nuestro contenido.

7 WP – Smush Image Optimization

Si al principio te advertía de no sobrecargar la web para una mejor experiencia del usuario, este plugin ayudará a ese objetivo. Se trata de un plugin que te permite, por cada imagen que cuelgues, optimizarla, esto es, reducir su peso sin que pierda casi calidad. Así, seguirás teniendo imágenes llamativas y atractivas, sin apenas pérdida de calidad, pero con un peso muy inferior, lo que ayudará a que tu contenido cargue mucho más rápido.

Una vez instalado, el plugin te ofrece la posibilidad de actuar de forma retroactiva: es decir, aplicar su ‘optimización’ a todas las imágenes que ya tengas en la web. De esta manera, no solo mejorarás la velocidad de la web en futuros posts, sino también en aquellos que ya están publicados

8 Site Kit by Google

Termino con este ‘hub’ creado por Google, donde se aglutinan todas las aplicaciones. Desde Google Analytics al Google Search Console, pasando también por Google AdSense, la herramienta que puede que estés ya usando para monetizar tu contenido con anuncios. Muy sencilla e intuitiva. Si antes debías instalar el plugin de Analytics, el de AdSense, etc. ahora está todo centralizado en este plugin que, una vez instalado, se crea su propio acceso en la barra lateral izquierda, justo debajo de la opción ‘Escritorio’.

 

Estas son mis recomendaciones. Mis ocho plugins WordPress para creación de contenido. Pero uso algunos más y seguro que tienes alguna necesidad específica que no cubro con estos plugins. Te invito a que comentes con tus dudas y responderé con recomendación de plugins. Si eres de los que usas plugins y quieres recomendar alguno a la comunidad de creadores de contenido, siéntete libre de hacerlo también en comentarios.

¿Cómo insertar un vídeo de Youtube o Vimeo en un blog WordPress?

insertar video youtube

Es cada vez más necesario. Si creas un post que no tenga un vídeo insertado se vuelve poco atractivo y pierdes tiempo de atención. Ese “tiempo de estancia” del usuario es vital para conseguir mejor posicionamiento SEO y más ingresos por publicidad. Así que en este artículo te voy a ayudar a insertar un vídeo en un blog WordPress.

Antes de nada, debes saber que existen varias formas de hacerlo. Algunas son más simples pero dependen de la versión de WordPress que tengas, del ‘template’, etc. Sea cómo sea, en este artículo empezaré por la forma fácil de poner un vídeo en tu blog y te mostraré también el resto de vías. Eso sí: hay vídeos en los que está activada la opción “no inserción”, con lo que será imposible insertarlos.

Insertar video en blog con el enlace

Aquí viene la manera sencilla y que debería funcionarte. Si quieres embedar un vídeo de Youtube o Vimeo en un artículo de blog, solo tienes que ir a Youtube, pinchar sobre el vídeo y copiar el enlace. Podrías copiar el enlace de la URL pero te recomiendo que copies el enlace que te da el botón de ‘Compartir’ que verás justo debajo del vídeo, a la derecha.

Copias ese enlace y vas a tu artículo de blog. Eliges donde quieres que vaya tu vídeo y pegas el enlace. Tan sencillo como eso. Si esperas un par de segundos, verás como el enlace desaparece y se convierte en el vídeo de Youtube (o Vimeo). Y ya está, tienes el vídeo insertado. Como puedes ver a continuación, he insertado el vídeo de la captura anterior

Si quieres que el vídeo empiece a reproducirse desde un minuto concreto y no desde el principio, al darle al botón ‘Compartir’ del primer paso, verás que te ofrece la opción de elegir el momento a partir del cual empezar la reproducción.

Insertar video en blog con el HTML

Si la opción anterior no te ha funcionado, te presento una que parece un poco más compleja, pero no. Esta es la opción que se usaba hasta no hace mucho porque WordPress no permitía ese copiar/pegar del enlace tan sencillo.

En este caso el primer paso es muy parecido: vas al vídeo de Youtube o Vimeo que quieres insertar en tu blog y le das al botón de compartir que verás en la parte inferior derecha del vídeo. Tienes la opción del enlace, de compartir en redes sociales… y de “INSERTAR”. Dale a insertar y copia el código HTML que te da Youtube o Vimeo.

El segundo paso, de nuevo, es muy parecido a lo que te he explicado antes. Te vas al sitio de tu artículo donde quieres que vaya el vídeo. Ahora, en vez de pegar nada, lo que haces es escribir en mayúscula VIDEO o cualquier palabra que te haga recordar que ahí es donde irá tu vídeo.

Ahora activa la “edición HTML” de WordPress. Si tienes el editor clásico, tendrás esa opción en la esquina superior derecha de tu caja de edición (donde escribes el texto). Si estás con el nuevo editor, en la barra de herramientas superior, a la derecha, tendrás un icono con tres puntos. Una de las opción es la de activar la edición HTML.

Una vez estás en la edición HTML, coge la palabra VIDEO o la que hayas usado y lo campias por el código que te ha dado Youtube o Vimeo. Al volver a la edición normal o al previsualizar el post, verás, como en el primer caso, que el vídeo está insertado.

Insertar vídeos con un plugin

Si ninguna de las opciones te funciona, puedes probar descargando un plugin de WordPress. Hay varias, pero ‘Embed Plus for Youtube’ es bastante útil. Será tan sencillo como usar el botón especial que tendrás en el editor cada vez que quieras insertar un vídeo de Youtube.

¿Qué te funciona mejor para insertar vídeos en blog? Cuéntanoslo en los comentarios. Si quieres, pídeme un tema que te gustaría que tocase en el blog.