7 trucos para la redacción profesional

La creación de contenidos es un aspecto que las marcas y los medios de comunicación cuidan cada vez más. Aporta material para las redes sociales, genera visitas y, al final, esto suele traducirse en nuevos clientes, ventas… ingresos. Esta creación de contenido puede ser audiovisual -el video lleva ya tiempo pegando fuerte- o de texto -mucho más económico y rápido de hacer-.

Las empresas, pues, quieren contar cada vez con mejores redactores. La redacción digital profesional se está convirtiendo en un ‘skill’ a tener sí o sí. Incluso si lo que estamos es trabajando para nuestra marca personal o simplemente escribimos un blog, la diferencia entre tener muchas o pocas visitas es contar con recursos de redacción digital profesional que nos diferencien, que hagan nuestro texto más atractivo.

En esta entrada os comento los que para mí son los 7 trucos para una redacción profesional. Esto puede servir tanto para redactar textos profesionales como los que haremos en el departamento de Comunicación de una empresa como para simplemente mejorar y hacer más atractivos los contenidos de nuestra web o blog.

  1. Frases cortas

Hay estudios que confirman que nos cuesta leer más en pantalla: somos más lentos y no comprendemos lo que leemos con la misma rapidez. Por ello, facilitamos la lectura con el uso de frases cortas. Frase y punto. Frase y punto. Y así hasta construir un párrafo para expresar una idea.

Porque este es otro consejo que dejo aquí: párrafos cortos que contengan una idea en cada uno. El punto y aparte sirve, precisamente, para separar diferentes ideas dentro de un mismo texto. Si combinamos el uso de frases cortas con el buen uso del punto y aparte vamos por buen cambino.

  1. Evita frases negativas

Si antes decíamos que expresar ideas en frases cortas ayuda a entenderlas mejor, evitar frases que contengan negaciones, evitará ‘liar’ al lector. Para cada cosa negativa que quieras decir, hay una versión en positivo. Y no se trata de que uno sea optimista en la vida, es una cuestión de ponerlo fácil a quien nos lee.

¿Por qué me empeño en ponerlo fácil al lector? Porque si el texto es fácil, gusta más, se comparte más, más gente entra, el primer lector vuelve cuando escribas cosas nuevas… ¡todo ventajas!

 Así que a partir de ahora en nuestra redacción cambiaremos los “no dejó de esforzarse hasta el final” por “lo dio todo hasta el final”. ¿Este ejemplo os parece tonto? Os reto a encontrar en blogs y medios de comunicación “dobles negaciones”. Sí, sí. Negar una negación. Te sorprenderá la de veces que eso sucede. Comprueba lo complicadas de entender que son algunas frases

  1. Evitar las frases subordinadas

Por lo mismo del punto 1 y del punto 2: no compliquemos a quien nos lee. Como decía antes con las negativas: por cada construcción que quieras hacer con subordinadas, tendrás una versión mucho más simple. Seguro. Traigo otro ejemplo tonto: pasar del “la tienda de la cual su hermano es el dueño” a “la tienda de su hermano”.

  1. Ir al grano

Este texto va de consejos para mejorar la redacción de textos. Y tiene una pequeña introducción y los siete trucos ‘prometidos’ en el titular’. Sin más. Porque eso es lo que buscabas al llegar hasta este artículo.

No te digo que debas hacer una ‘lista’ siempre. Pero sí debes ir al grano, dejarte de ‘paja’ -texto con detalles que adornan pero no aportan-. Si tienes detalles que crees que son interesantes pero son ‘irse por las ramas’, haz otro artículo específico y pon el enlace a ese artículo en el primero que estabas haciendo.

Si creas un nuevo artículo para enlazarlo al principal, además de nuevas visitas, estarás ayudando al posicionamiento SEO de ambos artículos

  1. Los mejores tiempos verbales

Si estás leyendo esto porque tienes un blog muy personal con un estilo muy literario, este consejo no es para ti. Para todos los demás, os aconsejo los llamados ‘verbos fuertes’. No son unos verbos concretos. Son dos tiempos verbales, el presente y el pasado simple, que hacen la lectura más sencilla y rápida. Sí, de nuevo lo de simplificar las cosas.

Combinando el presente y el pasado simple, junto con una gran gama de verbos (ojo al consejo 6), tendremos un texto que se ‘leerá fácil’. Y antes de que os lo preguntéis: sí, el futuro simple también ‘vale’. Si no, ¿cómo íbamos a decirte que con los siete trucos de este artículo conseguirás más visitas?

  1. Sinónimos y antónimos

Cuando hacemos contenido para marcas o blogs específicos, acabamos hablando todo el rato de un tema. Hay una serie de conceptos que se van repitiendo. ¿Cómo lo hacemos para no ser repetitivos? Con el uso de sinónimos. Hay muchas herramientas, como Wordreference o el propio Microsoft Word, que incorporan diccionario de sinónimos para que cada vez que queramos referirnos a un concepto, lo hagamos con palabras diferentes.

Por cierto, esto sirve también para los verbos. Hay mil formas de expresar un mismo hecho. Si antes decía que con estos trucos conseguirás más visitas en tu web, ahora puedo decirte que incrementarás el número de páginas vistas o que mejorará el tiempo medio de visita en las entradas de tu blog. Porque sí, puedo hablar de artículos, pero también de entradas (como acabo de hacer), de posts, de publicaciones…

Ah, y también pongo lo de los antónimos porque, aunque no se usen tanto, si hacemos un artículo donde hablemos, por ejemplo de ‘pros’ y ‘contras’ de algo, deberemos también saber cómo expresar lo contrario de un concepto.

  1. Crea un estilo propio

Para el final te dejo el concepto menos técnico. Quizás el más complejo de llevar a cabo. ¿Qué quiere decir esto de estilo propio? Que tu texto sea reconocible, que tenga una forma especial, algo que lo identifica: por como inicias el texto, por cómo unes los párrafos, por como usas tal o cual recurso, porque tus sinónimos son del siglo XIX… lo que sea.

Como puedes adivinar, se trata primero de dominar la base. Tanto los conceptos básicos de la redaccióncomo los trucos que aquí te muestro. El siguiente paso es darle paso a la imaginación. La única condición que te pongo a tu estilo es que siga siendo legible, que se entienda.

 

¿Me he dejado algún consejo para redactar mejor? ¿Te ha resultado útil el artículo? No dudes en usar la sección de comentarios del artículo para dejar tu opinión y debatir entre todos cómo redactar mejor y de manera más profesional. También puedes contactar conmigo a través de este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.